•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con prioridad en los sectores de educación y salud, la conexión a la banda ancha y su accesibilidad en las instituciones marcará un salto de calidad en la comunicación, traspaso de información e interacción técnica, señala el presidente del Consejo Nacional de Universidades, ingeniero Telémaco Talavera.

“Tenemos la conexión regular y la banda ancha. Esto es similar a una carretera, si el camino es angosto se produce embotellamiento, pero en telecomunicaciones lo que sería este  embotellamiento es tecnológico, no ocurrirá con pistas informáticas más amplias”, alegó el ingeniero, señalando la importancia del proyecto de banda ancha, impulsado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y financiamiento de la cooperación coreana, en el cual actualmente  se invierten US$50 millones.

  • El proyecto de banda ancha es impulsado por el BID, con financiamiento de la cooperación coreana, y su objetivo es elevar los niveles de desarrollo económico.

Destacó que en el mundo actual es inviable pensar en el desarrollo de un país, sin el acceso adecuado a las telecomunicaciones. En carácter de la educación, en especial la educación superior, esto hoy es una herramienta indispensable, algo que se plasmará en las aulas con pizarras virtuales.

“Desde el año pasado en las universidades venimos ampliando lo que le llaman las ‘pizarras inteligentes’ con acceso a la internet, pero el ancho de banda es una limitante, al desarrollar esto se ampliará en número de aulas con este acceso y la velocidad de la información será mayor”, explicó el presidente del CNU.

El ingeniero Talavera comentó de la necesidad que nuestros profesionales tengan una destreza elevada para poder potenciar sus capacidades para el desarrollo empresarial, de servicios, las ciencias, la tecnología y el medio ambiente.

El director de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) on Line Nicaragua, ingeniero Juan Martínez Toribio, quien actualiza a los docentes en el manejo de las pizarras virtuales, señala que el reto de la universidad de ser líder en ciencia y tecnología les obliga a estar viendo el aula no de aquí a diez años, sino a veinte años, la realidad aumentada, en los sistemas virtuales.

Las universidades actualmente tienen el modelo de proyector interactivo con interconexión con la red de la universidad, y de pantallas digitales, este último necesita de la PC y un software específico para trabajar con ella.

Estas se manipulan como una pizarra y con un “lápiz” especial para interactuar en la pantalla.

“Así como vemos en el cine el 3D, ahora pensamos en implementar eso en el aula de una forma tal que el estudiante toque un proceso que la realidad virtual le permitirá a través de software, sentir, ver y actuar, tal como hacen con simuladores en las líneas aéreas”, señala el ingeniero Martínez, indicando que el desarrollo tecnológico se ha disparado.

El ingeniero recordó que cuando cursó sus estudios universitarios de electrónica difícilmente se hablaba de veinte megahertz y hoy esto se ha convertido en gigahertz. Explicó que el megahertz es una unidad de medida de frecuencia, y uno de estos equivale a 1 millón de hercios, el gigahertz equivale a 1,000 millones de hercios.

Comenta que se debe tener en cuenta que los archivos de video actuales, al ser su calidad de alta definición, generan mucho peso, necesitando un canal que permita descargarlos con mayor rapidez.

“En la UNI a través de las distintas facultades y sus especialidades tenemos proyectos, por ejemplo en Electrónica hay  estudios e investigaciones sobre lo qué recursos va a tener. Está el proyecto de telemedicina, de cómo desde Managua se podrá atender en zonas rurales vía internet con un simple teléfono, con una asistencia de manera tal que combinando esfuerzos con la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, que tiene la facultad de Medicina, dar las competencias docentes desde la parte tecnológica”, argumentó el ingeniero Martínez.

El Director de la División de Tecnologías de la Información y Comunicación de la UNI, Leonardo Sixto Chavarría, dijo que el ancho de banda en los países de la región es muy bajo por sus costos.

Según los datos del Programa de Banda Ancha, en Nicaragua, la falta de infraestructura para su acceso, genera un problema de asequibilidad y calidad de los servicios de banda ancha. El precio de una conexión de banda ancha fija de 2 megabits por segundo (Mbps) es de US$83.93, muy superior al promedio de Centroamérica US$51.05. Por su parte, el precio de una conexión de banda ancha móvil de 1 gigabyte es de US$43.20.

El ingeniero Chavarría mencionó que el proyecto está apoyado en las redes de las empresas Enatrel, Claro y Movistar, expandidas en el país. Con el proyecto el Gobierno contratará los servicios a un nivel de costo más bajo y el servicio al llegar a la población tendrá una tendencia a la disminución de costos que todavía no se ha especificado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus