Raúl Obregón
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En estos días leí nuevamente el libro sobre la visión que en 1953 le fue revelada a Demos Shakarian, el fundador de la Fraternidad de Hombres de Negocio. El autor narra que sus ojos veían a millones y millones de personas apretujadas,  con expresiones de miseria, sometidas a esclavitud, parecía como si estuvieran muertas. Luego con asombro veía como eran transformadas, se veían libres  de grilletes de miserias y debilidades humanas que les habían mantenido prisioneras. Sus rostros expresaban júbilo, gozo, se veían unidas en el amor de Jesús y su poder de resurrección. 

Todas las personas enfrentamos cotidianamente cualquier cantidad de circunstancias adversas, frustraciones, problemas de todo tipo, etc.., las sometidas a esclavitud, que el señor Shakarian describe como muertos en vida, podrían ser aquellas que le dan salida a estas situaciones mediante la ansiedad, la depresión, la autodestrucción de la estima personal, la irritabilidad, las adicciones de todo tipo, etc.., en fin, el vacío espiritual. 

Muchas personas se victimizan y se desesperan ante las circunstancias complicadas con las que les toca lidiar y ante esto es determinante que nos apropiemos de que no hay persona capaz de cambiar todas las circunstancias con las que le toca lidiar, el cambio que podemos hacer está referido al como enfrentamos problemas y adversidades. 

Es pertinente recordar que hay un Dios creador del cielo y de la tierra que nos dice que dejemos de insistir en querer resolver y controlar todo, que confiemos en él, que le entreguemos las cargas y él hará, él nos protegerá y apoyará para enfrentar, solucionar y seguir adelante sin mayores daños a nuestra salud mental, física o espiritual. 

La buena noticia es que Jesús nos ofrece todo el poder que necesitamos para cambiar aquellas cosas que para nosotros parecen imposibles, podemos ser beneficiarios del poder de la resurrección de Jesucristo, ¡y ese poder está disponible para cambiar nuestras vidas!

Muchas personas, de las cuales fui parte, pueden considerar esto como etéreo e irreal, pero hoy les decimos que es tan real como que el sol sale todas las mañanas. Miles de personas en todo el mundo han pasado de la muerte a la vida, como lo visionó el señor Shakarian, gracias al poder de resurrección de Jesucristo.

El poder que resucitó a Jesucristo  entre los muertos se encuentra disponible en este momento para transformar nuestras vidas. El poder de la resurrección es capaz de anular nuestro pasado, empoderarnos para renovar creencias y transformar conductas nocivas, como la agresividad, el odio y el egoísmo.

Si  ponemos nuestras vidas en las manos de Dios y descansamos en el poder de la resurrección, nada nos puede derribar, nada puede destruirnos, este es el mensaje de la resurrección. No importa cuán desesperante sea la situación o lo terrible que sea su problema. El mismo poder que le permitió a Jesucristo levantarse  entre los muertos le permitirá a usted levantarse de sus problemas.

Puede que se sienta abrumada o abrumado por sus problemas. La resurrección es esperanza. Confíe en Dios. No hay problema que sea demasiado grande para Dios. En este momento abra su corazón y permita que el poder de la resurrección transformadora de Jesucristo sea una realidad en su vida.

Queremos saber de ustedes. Les invitamos a escribirnos al correo crecetdm@gmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus