•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una treintena de tragantes  para el alcantarillado sanitario están siendo sustituidas por tapas de plástico  no reciclable (polietileno), esto como parte del mejoramiento del sistema sanitario en el Distrito VI del municipio capitalino.

Andrea Buitrago, habitante de este distrito, consideró que si bien las antiguas tapas de metal son muy buenas, representan un riesgo, porque algunos chatarreros las buscan por su peso y las venden para reciclaje.

"El problema es que cuando se las llevan, el hueco resulta peligroso tanto para los vehículos como las personas. Más de uno ha terminado en el fondo del alcantarillado", dijo Buitrago.

Alan Alonso destacó que un inconveniente es el poco peso de las tapas, que cuando llueve y la alcantarilla colapsa, las tapas plásticas se levantan sin oponer resistencia.

"Ojalá que ahora le pongan mejor mezcla. El año pasado comenzaron con la instalación de nuevas tapas, pero el concreto no fraguó bien y todo se fracturó. Así que  algunas tapas terminaron despegándose", dijo Alonso.

El encargado de la cuadrilla de obreros municipales señaló que los trabajos son parte de un proyecto de mejoramiento vial. 

"El valor de mercado de una de estas tapas es de aproximadamente US$200, pero lo bueno es que no son reciclables, así que no se las pueden robar", comentó el encargado municipal.

A partir del 2010 la desaparición de las tapas del alcantarillado y de tragante pluvial comenzaron a desaparecer de forma alarmante.

Hasta 2011 se había contabilizado la ausencia de 900 tapas metálicas.

Las autoridades policiales, de la Alcaldía de Managua y de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados iniciaron acciones para evitar que las tapas se las siguieran robando para venderlas al reciclaje.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus