•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Yolanda Hernández, una señora caracterizada por su alegría y quien hace 34 años se asentó en el mercado Roberto Huembes para vender verduras, espera con ansias que llegue el sábado para escuchar La Penca, su programa radial favorito, el que es transmitido por la radio Huembes, que suena a todo volumen en cada uno de los rincones de este populoso centro de compras capitalino. 

A las 8:30 a.m. empieza La Penca, en la que suena música ranchera. Justo ahora el programa inició con la “Ley del monte”, de Vicente Fernández. Más de uno tararea la canción en la que el mexicano cuenta cómo escribió en un árbol el nombre de su enamorada como muestra del amor que le tenía.

“Me encanta la música ranchera, principalmente la de Antonio Aguilar y la de Los Tigres del Norte. Siempre estamos alegres escuchando la radio, no necesitamos tener más aparatos para oír  música”, cuenta Hernández, quien vende en el lado oeste del mercado. 

Una hora después la comerciante de carne, Judith Sobalvarro, se encuentra atenta para escuchar el siguiente programa: el de música del recuerdo.

Sobalvarro dice que el primer programa que escucha en la radio es el cristiano, que transmiten entre 7:30 y 8:30 a.m. “Después de este al que le pongo más atención es al programa del recuerdo”.

En el corazón del mercado Roberto Huembes, ubicado en el Distrito Cinco de la capital, funciona la radio Huembes, que se encarga de informar a los comerciantes y compradores sobre lo que sucede en el mercado. Es también un medio de entretenimiento para muchas personas, porque a través de esta envían mensajes y solicitan música.

Erick Ferrey, locutor y encargado de radio Huembes, resaltó que “en la base de datos hay suficiente música para complacer el gusto de los oyentes. Cuando no tenemos el tema musical lo buscamos en línea en un programa especial. Nunca hemos tenido problemas por música porque siempre se le cumple a la gente”.

Según Ferrey los programas que más demanda tienen son Alabanzas del Rey, que se transmite en la mañana, La Penca y La Sonora Matancera y sus invitados.

En el día los comerciantes envían sus mensajes de textos para saludar, felicitar a los cumpleañeros o para avisar algo que está sucediendo.

“Me saludas a Ivanita que está por el lado de las artesanías, la mujer más bonita del mercado, que es conocida como ‘La Chiquita’”, leyó Erick Ferrey esta mañana. 

Origen-Erick Ferrey, locutor-

Radio Huembes inició en 1980 como un sistema de audio que solo se encargaba de avisar a los comerciantes acerca de cualquier actividad que la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) iba a realizar. 

Fue llamada “Radio Base” hasta 2007, año en el que pasó  a llamarse radio Huembes, pero se inauguró formalmente en 2010.

La voz principal de la radio y el encargado de administrarla durante el día, Erick Ferrey, explicó que antes de llamarse así estuvo varios años sin funcionar, hasta que en 2007 el Gobierno por medio de Commema la acondicionó para ofrecer un servicio completo a los comerciantes y compradores.

La radio está ubicada en el segundo piso, donde también están las oficinas de Commema.

Inicia su transmisión a las 7:30 a.m. y concluye a las 5:30 p.m. Ofrece a los comerciantes y compradores música y programas variados.

La emisora es un circuito cerrado que solo funciona en el mercado. Cuenta con aproximadamente 150 parlantes, los que están ubicados por todo el área.

Otros servicios

Entre los servicios que ofrece radio Huembes está la publicidad a los negocios de la zona, ayudan a encontrar a los niños que se han extraviado en el mercado y comunican cuando alguien anda robando.

“Cuando se pierde un niño la familia va a la radio, describe cómo andan vestidos y lo encuentran rápido, luego lo llevan a cabina y se lo entregan a sus responsables”, relata Judith Sobalvarro, la comerciante de carne.

Los vendedores coincidieron en que la radio ha ayudado a la reducción de asaltos en la zona.

“Cuando anda un ladrón avisan por la radio y por medio de ella los encargados de seguridad se toman la tarea de buscarlo y se les hace más fácil agarrarlo porque describen su vestimenta”, agrega Sobalvarro.

A pesar de que las personas expresan estar satisfechas con la labor de la emisora, sienten que en muchas ocasiones el volumen es muy alto, lo cual incomoda a los comerciantes y compradores.

Tal es el caso de Jessenia Estrada, quien por el alto volumen de los parlantes no logra escuchar a sus clientes o se desconcentra cuando realiza una cuenta.

Entre los planes futuros está el extender la radio a otros mercados porque han analizado el efecto positivo en la gente.

Jessenia Estrada, vendedora de plástico, cree que es necesario que la señal llegue a otros mercados de la capital para lograr la organización de los comerciantes ante cualquier actividad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus