•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luego de una década en el vertedero a cielo abierto de Ciudad Sandino, Maritza González, de 44 años, ya no tendrá que competir para obtener suficientes materiales reciclables para el sustento diario de su familia, porque pronto el panorama cambiará con la instalación de un relleno sanitario impulsado por la Alcaldía de esa comunidad.Nuevo relleno sanitario.

Para la señora González, al día en promedio recolecta material por un valor de C$200, pero para ello tiene que deambular entre todo tipo de desperdicios, el humo y los animales carroñeros, lo que es un atentado para ella y su hija Catherine que la acompaña.

“Recolectamos papel, botellas plásticas y cartón. Aquí estamos desde las 7 de la mañana hasta las 4 de la tarde”, explica CGonzález, quien es ayudada por su niña de ocho años. Para ella será de gran beneficio que les den las condiciones apropiadas para poder ganarse la vida.

  • C$5 millones se invierten en  el relleno sanitario que tendrá 10 manzanas de terreno y estará ubicado en la zona oeste del municipio de Ciudad Sandino.

David Narváez, director de Recicla Nica, trabaja en el proyecto organizando en cooperativas a los recicladores del vertedero municipal, para contar con su colaboración y suplir de materia prima a la empresa. A su vez, el proyecto conlleva un programa de educación para los niños y niñas de los recicladores, así como tratamiento médico para los cooperados.

“Hacemos un conteo de hombres, mujeres y niños, recicladores de base que permanecen en este vertedero. Es importante que ya tenemos 50 familias fuera de este vertedero en la cooperativa de autogestión de reciclaje Nueva Vida Limpia, y ahora pretendemos crear dos cooperativas más de recicladores, una solo de mujeres, para el balance de equidad de género”, alegó Narváez.

Destacó que no hay una contabilización certera de los recicladores, pero se calcula que a nivel nacional hay 13,000 familias de recicladoras de base.

Con el respaldo de la alcaldía local, Recicla Nica y sus colaboradores voluntarios, el viernes iniciaron una labor piloto para registrar a quienes hacen este tipo de faena.

El director de obras municipales de Ciudad Sandino, ingeniero Héctor Almendarez, dijo que son poco más de C$5 millones los que se invierten en el relleno sanitario que permitirá dar mejores condiciones de trabajo a los recicladores. Almendarez asegura que el relleno sanitario estará terminado a más tardar en septiembre.

El responsable del relleno sanitario, Francisco Moreno, explicó que este proyecto es una trinchera de deposición final de desechos sólidos no reciclables. Para esto construyen cuatro pilas que contendrán desechos para su selección, en otra se depositarán líquidos lixiviados, y también una para llantas.

Protección

El fondo de cada una estará impermeabilizado para evitar la contaminación del manto acuífero.

Indicó que en un inicio por parte de la municipalidad laborarán 16 personas, más los recicladores, a manera de socios, donde los recicladores obtendrán los desechos aprovechables. En el caso de la municipalidad obtendrán beneficios con la transformación de los desechos orgánicos en abono.

“Este se podrá comercializar u ocupar para aplicarlo a los parques y zonas ornamentales de Ciudad Sandino”, dijo Moreno.

Por su parte Almendarez destacó que el 80 por ciento de desperdicios sólidos producidos en Ciudad Sandino, es domiciliar y por lo tanto orgánico, entre estos desechos la mayoría es de comidas y  hojas secas.

El funcionario municipal destacó que esto vendrá a reducir los focos de contaminación y se evitará la basura al aire libre.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus