•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Obreros de la Alcaldía de Managua trabajan en el desarenado y la ampliación del cauce El Borbollón, específicamente en el segmento de Ciudad Belén a la carretera Panamericana. Con esto se espera facilitar el drenaje y evitar inundaciones en la zona del Distrito VI de la capital.

Federico Mendoza, vecino del sector, señaló que la iniciativa es buena pues el cauce pasa en la franja este de Ciudad Belén y resulta un peligro latente que el canal, que mantiene su estado natural, no se desborde y cause estragos a los pobladores aledaños.

“Ya era hora. El cauce era bajo y ahora me sentiré más tranquilo cuando llueva fuerte”, dijo Mendoza.

El Plan de Inversión Municipal revela que dado el estado natural del cauce, esto representa un riesgo para los habitantes de la comunidad, ya que en invierno las fuertes corrientes pueden socavar las laderas del canal, por lo cual es necesario darle tratamiento para evitar que en un futuro un rebosamiento y afecte con inundaciones a Ciudad Belén, donde habitan aproximadamente 10,000 personas.

El proyecto también consiste en la instalación de gaviones para estabilizar las laderas del canal.
Los obreros expresaron que tienen aproximadamente un mes trabajando en el desarenado del cauce, que viene desde el municipio de Ticuantepe, baja por Sabana Grande y entra a un costado de barrio Monte Fresco.

“Primero trabajamos en la zona de la carretera Panamericana Norte y ahora llegamos a Ciudad Belén. Con la pala mecánica estamos quitando sedimentos, raspando, elevando las orillas y ampliando en algunos puntos del cauce, pues no todo tiene el mismo grosor, ni profundidad”, aseguró el servidor público municipal.

Detalló que el ancho aplicado es entre diez y once metros. En algunos puntos es menor y en otros llega a tener 16 metros.

Retrasos

Mencionó que han tenido algunos atrasos por los nubarrones, los cuales representan un riesgo para la maquinaria y la vida de los obreros.

“Cuando vemos las nubes negras preferimos tener mucha precaución, porque puede estar lloviendo en la zona alta y repentinamente, de un momento a otro, nos puede venir una corriente de agua que bote la máquina o se lleve a uno de los trabajadores”, explicó el encargado de la cuadrilla.

El proyecto, al cual se destinan C$3 millones, incluye  la construcción de andenes peatonales para completar la configuración de las calles y a su vez proteger a los transeúntes que actualmente hacen uso del rodamiento hecho para la circulación vehicular, lo cual podría provocar un grave accidente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus