•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cementerio Oriental guarda una parte de la historia. En este camposanto están sepultados muchos de los jóvenes que murieron en la década de los ochenta en las montañas, pero también se encuentran personajes como Justo Santos y el guerrillero Eduardo Contreras. 

Con una extensión de 18 manzanas, surgió en los años 50 después del incremento poblacional de Managua y por la saturación en el cementerio General. 

Bayardo Cuadra, conocedor y estudioso de la historia de la capital, relata que cuando Managua empezaba a extenderse se construyó un camposanto en la parte oriente de la ciudad. 

“Este cementerio estaba dedicado a la gente de escasos recursos, clase media y clase media baja, para aquellas personas que no tenían un lote de terreno en los otros cementerios”, asegura Cuadra.

Andrés Ramón Paniagua, de 70 años, trabaja en el cementerio Oriental desde 1971. Él dice que el terremoto de Managua en 1972 y la guerra fueron dos grandes factores que influyeron para que el cementerio General se saturara en los años 80. 

“Durante el terremoto aquí se enterraba a las personas en pijama, envueltas en sábanas y en bolsas plásticas. Una vez vino un camión y trajo bastantes muertos, enterraron como 40 en una sola fosa”, afirmó Paniagua.

Cercano a la entrada principal del cementerio se encuentran las tumbas de los jóvenes que murieron en San José de las Mulas en febrero de 1983. Ellos pertenecían a la Juventud Sandinista y combatían en el Batallón 30-62. --El cementerio empezó a llenarse en la década de los 80--

Cada 28 de febrero el cementerio es escenario de un acto conmemorativo que realiza el Frente Sandinista en honor a los 23 jóvenes caídos.

Según datos de la Alcaldía Municipal de Managua, en 2013 el cementerio Oriental alojaba los restos de 100,000 personas.

Otros personajes

Entre arbustos, polvo y basura se encuentra la tumba de Justo Santos. Una lápida de color blanco hueso con una placa en el centro resaltan en la morada del compositor de “La Mora Limpia”.

Santos fue asesinado a sus 33 años por un vigilante que en estado de ebriedad le propinó tres disparos cuando regresaba de su trabajo como guitarrista y cantautor el 7 de julio de 1958. 

A casi 40 años de su muerte, la tumba del comandante Eduardo Contreras luce limpia, seis jarrones rodean el centro del sepulcro en el que se encuentra la bandera del FSLN.

Historias

Hilario García, de 24 años, trabaja en el cementerio Oriental desde hace ocho años, él dice que trabajar en un cementerio es algo normal. 

“No es un trabajo difícil, solo hay que ponerle empeño, a veces trabajo de noche y nunca he visto nada raro”, dice García, quien se encarga de darle mantenimiento a las tumbas, labor por la que cobra entre C$50 y C$300 dependiendo de cómo están. 

  • 100 mil difuntos alojaba en 2013 el cementerio.

En el cementerio sobresale una capilla, en la que está enterrada Gray Christiam,  candidata a Miss Unica 2004 y estudiante de relaciones internacionales, quien falleció a sus 18 años en un accidente de tránsito el 25 de mayo de 2005.

Desde las afueras de la capilla se siente un olor que emana de una candela aromática que horas antes colocó su madre frente a la Virgen de María Auxiliadora, imagen que se encuentra en el sitio. 

Flores naturales y artificiales, imágenes de santos y más de diez retratos de la joven adornan el altar que su familia le preparó. Andrés Ramón Paniagua, trabajador del cementerio, dijo que desde que fue enterrada su mamá la visita diariamente. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus