•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Ciudad Belén, el emblemático proyecto de la Alcaldía de Managua, sobresalen aguas jabonosas, manjoles abiertos y basura.

María Avendaño, habitante de la primera fila de casas en el área norte de la comunidad, señaló que sufren más los habitantes de esa zona porque es la parte baja y tanto la basura como las aguas sucias van a parar ahí.

“Tengo como un año de vivir aquí, desde el traslado del albergue y aunque uno quiera mantener limpio, toda la suciedad de la gente de arriba termina en este punto. Los charcos te provocan zancudos y el polvo es terrible”, aseguró Avendaño, quien señaló que además de que el sitio luce feo, la situación es insalubre.

Recordó que recién llegada la limpieza era constante, pero luego los de limpieza municipal desaparecieron. “Con costo vienen solo una vez a la semana. Mientras tanto uno debe guardar la basura toda la semana, si no pues la quemás”, indicó Avendaño.

La vecina de esta comunidad pidió a la municipalidad que las visitas del tren de aseo sean de tres veces a la semana, tal como se hace en el centro de Managua.

Ubicada en el extremo noreste de la capital, en la parte trasera del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, Ciudad Belén fue planificada como un modelo de vivienda social con todos los elementos indispensables para la comunidad.

Para la concejal municipal del Partido Liberal Constitucionalista, Rosa Argentina Navarro, es necesario que la comuna capitalina y el Ministerio de Salud intervengan para mejorar la calidad de vida de los habitantes de ese proyecto, que fue desarrollado para albergar a quienes antes vivían en zonas de riesgo, junto a cauces y puntos de posibles derrumbes.

“Estuve en Ciudad Belén y es increíble la cantidad de basura en las calles. Se necesita hacer un plan de limpieza y organizar a la comunidad para desarrollar campañas de limpieza”, dijo la concejal, quien aseguró que hará la propuesta ante el Concejo Municipal.

Señaló que no se puede generalizar y decir que todos tiran basura, pero hay algunas personas que deben sensibilizarse sobre el uso de los desechos y las enfermedades que atraen los focos de infección.

En un recorrido realizado por El Nuevo Diario se pudo observar que en los frentes de algunas casas se acumula la basura.

Róger Arturo Chacón, quien trabaja para la cooperativa la Curva-Mayoreo-Ciudad Belén, comentó que hay gente que tiene mala costumbre de tirar a la calle la basura.

Chacón sugirió que "al menos debería haber carretoneros de la Alcaldía levantando basura una vez a la semana”.

“Uno puede ser pobre, pero eso no significa que se deba ser cochino. La gente tiene que cambiar esas malas costumbres", dijo por su parte Raúl Medina, también habitante del complejo habitacional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus