•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La capital cuenta con 77 centros de acopio y transferencia de residuos sólidos y livianos, pero según los especialistas estos son desaprovechados. Un factor en contra es la falta de cultura de reciclaje entre la ciudadanía. 

Según David Narváez, presidente de RedNica, una organización especializada en el reciclaje y manejo de residuos en Managua, en los centros de acopio o transferencia que hay no siempre se prestan las condiciones para que las personas puedan depositar sus desechos. 

En algunos centros, como el ubicado donde antes estaban los juzgados, en Nejapa, no funcionan como deberían ya que “la persona llega y no quiere meterse hasta el lugar”, dejando los desechos en la cuneta. “Así no estamos contribuyendo”, reflexionó Narváez.

De acuerdo con Armelio Figueredo, secretario de la Cámara de Recicladores de Nicaragua (Carenic) y propietario de un centro de acopio, “es poco común que personas naturales vengan a dejar materia prima al centro. Por lo general, son los recicladores de base quienes vienen”. 

Desde hace 23 años, Josefina Guevara ha salido adelante gracias a la basura. La ahora presidenta de la cooperativa Nueva Vida Limpia de Ciudad Sandino trabaja día y noche junto a otras 70 pepenadoras, como se conoce a los recicladores de base. 

Con ellas recolecta, clasifica y comercializa los desechos encontrados que pueden ser transformados, reutilizados o vendidos a empresas exportadoras del sector. Como ella, en el país hay alrededor de 10.500 personas que han subsistido gracias a este oficio, en el que asociados o por cuenta propia, se dedican a buscar en calles, vertederos, botaderos ilegales, entre otros, los materiales que, al finalizar el día, pueden dejarles ganancias de entre 50 y 400 córdobas. 

Los materiales que más recuperan y acopian estos trabajadores son botellas de plástico, latas y cartón. 

Según David Narváez, cada día llegan al vertedero capitalino unas 1.600 toneladas de basura. Sin embargo, no toda puede ser aprovechada. 

Desechar los residuos sin clasificarse  disminuye la posibilidad de reusarlos, por lo que recomendó la implementación de la separación de la basura desde los hogares, empresas y colegios. Al seleccionar por tipo de material, es más fácil para los recolectores, acopiar los desechos sólidos. 

¿Por qué separar?

Alexa Boza, presidenta del Movimiento de Jóvenes Ambientalistas que forma parte de la plataforma de la Feria Nacional de la Tierra, manifestó que si bien hay muchas personas que consideran que la separación de desechos sirve de poco debido a que en el camión de la basura se revuelven todos los desperdicios, “no tomamos en cuenta que se puede dar o vender esos residuos a los recicladores de base que pasan comprando plástico, aluminio, papel, por ejemplo” 

Para el representante de la Feria Nacional de la Tierra, Raomir Manzanares, la selección o separación de la basura domiciliar permitiría grandes mejoras para el sector, no solo en relación al impacto ambiental y de salud, sino económico. 

En los primeros tres meses del año, según cifras del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), las ventas al exterior de desechos de papel y plástico, al igual que chatarra metálica, ascendieron a 4,9 millones de dólares.

El 20 de agosto de 2014, la Asamblea Nacional aprobó en lo general la Ley Especial de Gestión Integral de Residuos y Desechos Sólidos Peligrosos y no Peligrosos. Dicha legislación, establece en su artículo 24 que se debe promover la separación de desechos. 

A la fecha, el Parlamento todavía no ha aprobado la ley en lo particular, por lo que esta no ha entrado en vigor. Sin embargo, se espera que en los próximos meses se retome la discusión para finalizar el proceso. 

Legalizaran trabajo de recicladores 

En el país se estima que hay alrededor de 10.500 familias que dependen económicamente del reciclaje, específicamente la etapa de acopio. Sin embargo, este tipo de trabajo ha sido invisibilizado durante décadas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus