Carlos Larios
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el invierno llegan las lluvias, las calles inundadas y la incapacidad para conducir en ellas. Expertos conductores y especialistas brindaron consejos para conducir correctamente bajo un aguacero. 

Una de las consecuencias que traen los períodos lluviosos es la pérdida de energía en los semáforos, por lo que los conductores deben ser precavidos al momento de circular para evitar accidentes. 

Jimmy Areas, de 53 años, lleva décadas conduciendo y recomienda circular a menos de 25 kilómetros por hora, en dependencia de la fuerza de la lluvia.

Aunque no dio cifras de personas fallecidas por accidentes de tránsito durante los últimos días, el comisionado general Roberto González, jefe de la DTNP, ayer en conferencia de prensa aseveró que del 23 al 29 de mayo atendieron 688 encontronazos. 

Javier Martínez, especialista en sistemas de suspensión de vehículos, explicó que cuando los conductores exponen sus vehículos a fuertes corrientes pueden afectar el sistema de dirección del automotor, pues el agua elimina la grasa que llevan las flechas y los bushing. 

“Por eso es que en este sector del carro las piezas empiezan a chillar y hasta pueden dañarse totalmente si no se les da el debido mantenimiento después de la lluvia. Lo que se debe hacer es esparcir un líquido que va compuesto de diésel o gas en este sector”, indicó.

Según el mecánico general Erick Arias Aguilar, un aguacero de considerable magnitud puede dañar principalmente el sistema eléctrico del automotor, ya que el agua enfría y liga el alternador, lo que generaría un consumo desmedido de la batería.

Otro problema es que el agua puede llegar al distribuidor del carro y si recorre los cables que van conectados a este, entonces llegará a afectar hasta los chisperos y se generará un apagón del vehículo, pues la energía dejará de circular en el motor.

Arias explicó que si las corrientes de agua alcanzan alturas considerables, los conductores corren el peligro de que el líquido ingrese por el escape y llegue a dañar todo el motor.

“Lo que se recomienda es que los conductores compren protectores para los cables de los chisperos. Son unos que llevan una especie de sombreritos, hay también unos protectores para el distribuidor y abajo del motor se les puede poner una camisa plástica para que el agua no llegue al alternador y a otras piezas del carro”, finalizó Arias.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus