•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A las 4:02 p.m. de ayer Arlen Vásquez Mendoza, pobladora del Milagro de Dios, pensó que su casa no daría para más. El sismo de 4.4 grados tuvo como epicentro ese barrio capitalino, provocó que los utensilios de la cocina, las retrateras y demás adornos cayeran al piso. Se escuchó un estruendo. 

El seísmo se dio a cuatro kilómetros de profundidad, informó Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía. 

“El hecho de que este barrio haya sido el epicentro nos hace buscar cómo prepararnos. El movimiento se sintió como si fuera gelatina”, aseguró Vásquez Mendoza. En varios edificios de oficinas los trabajadores se evacuaron. 

La superficialidad de los sismos ocurridos en Managua representa alta peligrosidad para la población, aunque estos sean de baja intensidad, según datos de los expertos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) dados a conocer por la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo. 

La advertencia se hizo a través de medios de comunicación gubernamentales luego que se sintieran dos temblores: el primero a las 3:21 p.m., con magnitud de 3.4 grados en la escala de Richter, y el segundo a las 4:02 p.m., con intensidad de 4.4. Este último se sintió en Masaya.

Ambos se localizaron en el Distrito V de Managua. Murillo indicó que del sábado a la fecha se han captado sismos entre Ticuantepe, carretera a Masaya, Las Sierritas y Esquipulas.  Durante el martes hubo 8 seísmos, cinco de los cuales ocurrieron entre las 3:21 p.m. y las 4:40 p.m.

Las valoraciones preliminares del Ineter determinan que los sismos son causados por el fallamiento de Managua, en este caso en el área conocida como la falla del aeropuerto.

“En eso radica la seriedad de estos sismos o lo que tienen que llamarnos a estar alerta. Cuando son muy superficiales pueden ser más destructivos, aunque sean de baja magnitud. Pueden seguirse dando en las próximas horas o en los próximos días”, dijo Murillo.

Por otra parte se hizo un llamado a los colegios, instituciones públicas y población en general para que se apliquen las medidas preventivas ante este tipo de fenómenos.

El asesor presidencial en asuntos de educación, Salvador Vanegas, anunció la suspensión de clases en los turnos vespertinos y nocturnos el martes en Managua, señalando que la población deberá estar pendiente ante nuevas instrucciones, dependiendo de la valoración de las instituciones especializadas en el tema.

Por la mañana durante una conferencia en el Ineter se informó que en residencial Las Colinas y en Esquipulas, donde finaliza la falla del aeropuerto, habían ocurrido al menos diez sismos de diversidad intensidad durante las últimas dos semanas en Managua.

Virginia Tenorio, encargada de vigilancia sismológica del Ineter, dijo que durante el fin de semana último las estaciones sísmicas registraron un movimiento muy fuerte, el cual fue sentido por pobladores de los referidos lugares, en el mismo lugar donde se han sentido diez eventos del 16 al 31 de mayo. 

No solo en Managua se han registrado sismos, también frente a las costas de Corinto la noche del 30 de mayo hubo un temblor de 4.2 grados de magnitud y a 15 kilómetros de profundidad. 

“El otro sismo de envergadura ocurrió en la madrugada del 31 de mayo, la magnitud fue un poquito pequeña. Por eso no sale en el monitor de sismos, la amplitud es muy baja y por eso solo dos estaciones sísmicas la lograron registrar, probablemente los más cercanos al volcán Masaya”, puntualizó Tenorio. 

El Parque Nacional Volcán Masaya fue cerrado para los turistas de manera preventiva debido a los fuertes sismos ocurridos ayer en Managua, informó la oficialista Radio Ya.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus