•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre el 2015 y el 2016 hay una inversión de C$242.7 millones para el drenaje pluvial de Managua, sin embargo, la precipitación del domingo demostró el nivel de vulnerabilidad y lo distante que aún está la municipalidad en resolver el problema de las anegaciones en la capital.

El arquitecto Gerald Pentzke, consideró que hay un esfuerzo de la Alcaldía de Managua por reducir el impacto de las lluvias, y de no ser por esto los daños podrían ser peores.

“Desde hace aproximadamente ocho años hay una exigencia por parte de la municipalidad de que los desarrollos habitacionales privados deben tener un nivel de infiltración de las aguas igual al que existía antes de que se impermeabilizara la zona, pero también existen otros elementos que intervienen”, alegó Pentzke.

El especialista indicó que desgraciadamente el impacto de la desforestación y el cambio de uso de suelos están cobrando a los managuas su accionar inadecuado, que se traduce en corrientes con mayor fuerza y la enorme cantidad de sedimentos sobre cauces y carreteras.

“Por otra parte sigue el problema de los desperdicios sólidos y se necesita que implementemos una educación que tenga efectos positivos. Los cauces siguen perdiendo capacidad de encauzar las aguas por la obstrucción de la basura”, explicó Penztke.

Esfuerzos

Con las lluvias del 2015, se desarrollaron 274 proyectos para subsanar los daños. El costo fue de C$110 millones. Para el presente año en el Plan de Inversión Anual se destinaron  C$132.7 millones, para 87 proyectos de mejoras al drenaje pluvial, eliminar zonas críticas por inundación y evitar daños a la infraestructura vial.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, cuando expuso el proyecto “Fortalecimiento de las capacidades institucionales para la gestión ambiental y ordenamiento territorial”, como respuesta a la tragedia ocurrida en el barrio 18 de Mayo en 2014, señaló que se redujo de 147 puntos críticos a 72, de los cuales solo 7 eran de alto riesgo, “sin embargo, la naturaleza se impuso”, comentó Moreno ante el Concejo Municipal.

En 2015 la cifra de zonas vulnerables fueron 65 y posteriormente pasaron a 42, sin embargo, el análisis del  Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), realizado en abril de este año, descubrieron un promedio de 89 zonas de riesgo ante inundación, deslaves o sismos.

A corto plazo

El concejal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Walter Espinoza, indicó que los problemas persisten porque se está trabajando solo para subsanar daños y reducir el impacto de las aguas, pero no para dar una respuesta a largo plazo.

“Aquí se gastan millones para obras de todo tipo, incluyendo grandes parques, y si bien, es importante solucionar el problema del tráfico en las calles, más importante es preservar la vida de la población en riesgo”, dijo Espinoza, quien señaló que con en valor de un paso a desnivel bien se podrían hacer al menos tres de las ocho micropresas que necesita Managua.

El concejal del PLC dijo esto recordando que Moreno, el año pasado presentó ante la presidencia de la República un proyecto de construcción de ocho micropresas en la cuenca sur de Managua, cuyo costo oscilaría entre los C$40 y los C$65 millones, cada una. Para el 2016 ninguna de estas fue presentada en el Plan de Inversión Anual de la Alcaldía.

Sobre esto el concejal del Partido Liberal Independiente (PLI), Alfredo Gutiérrez, dijo que el problema persiste por la falta de acciones necesarias.

“A nosotros (las bancadas opositoras) no nos informan de nada. Sin embargo, sabemos que hay un convenio de apoyo por parte de la cooperación del Japón para la planificación del ordenamiento y control del desarrollo de la cuenca sur. Y quiero especular que los próximos proyectos tendrán entre sus componentes la creación de las micropresas”, argumentó Gutiérrez.

El concejal del PLI, destacó que por eso cree que los proyectos grandes no se han desarrollado, ya que la evaluación de los expertos de Japón se entregarían a finales de este año, para comenzar en 2017 con los proyectos importantes, ya que no se pueden realizar obras aisladas sin tener una planificación que asegure la efectividad de inversiones millonarias. Sin embargo, consideró que esto solo se hará realidad si la dirección del Gobierno municipal tiene voluntad de concretar el plan de ordenamiento de Managua.

Según la información que dio a conocer Moreno, el plan contempla en su base crear o ampliar 31 segmentos de cauces, construir 8 micropresas y renovar 40 kilómetros de cauces obsoletos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus