•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las lluvias no solo son agua, también arrastran sedimentos que terminan sobre las diferentes vías de la capital, dejando las calles resbalosas para los vehículos y el polvo fino representa problemas respiratorios, en este caso para los capitalinos.

En un recorrido de El Nuevo Diario, entre las vías principales de Managua más afectadas están la Pista Juan Pablo II en su entrada la Superintendencia de Bancos, de la estatua de Montoya hacia el norte, en algunos segmentos del barrio Santa Rosa, de la entrada de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) 1 cuadra al este, los semáforos al noreste del mercado de Mayoreo, además de la rotonda La Virgen, entre otros.

Erick Rojas, conductor de motocicleta, señaló que la arena es un gran problema para el motociclista, pues el vehículo tiende a derrapar por falta de agarre en la pista, por lo que pueden sufrir un grave accidente por el simple hecho de poner el freno.

“El que va en motocicleta tiende a perder 'de todas, todas' en una carretera. Ya sea que frenés o que entrando en la rotonda, las llantas se van a resbalar con facilidad y podés terminar bajo las ruedas de un carro o un camión. Incluso los vehículos de cuatro ruedas también pueden sufrir un accidente por deslizarse sobre la arena”, explicó Rojas.

Uno de los sectores más afectados fue la pista de Sabana Grande, en el Distrito VI, donde además de los sedimentos que quedaron atascados en la entrada de los Altos de la Sabana, también las escorrentías socavaron  ambas orillas de la pista, desde la empresa Bayer hacia el este.

Jonathan Robles, habitante del barrio Arnoldo Alemán, señaló que el problema persiste y hasta el momento la municipalidad no ha implementado un proyecto para resolver el problema, pues todas las aguas desembocan sobre la pista.

“Se viene una fuerte corriente desde la zona conocida como La Cañada y se inunda todo”, alegó Robles, mencionado que a pesar que su casa está en una zona alta, la corriente puede subir 30 centímetros en la calle, escurriéndose sobre la pista hacia el este.

El vigilante Félix Ojeda, destacó que en más de una ocasión ha visto pasar los vehículos arrastrados por la corriente y consideró que el problema tiene que ver mucho por la falta de un drenaje efectivo sobre la pista.

El concejal de Managua por el Partito Liberal Constitucionalista, Róger Reyes, señaló que se vienen desarrollando diversos proyectos de drenaje y la municipalidad está en tareas de limpieza, sin embargo, en el caso de Sabana Grande no hay uno para resolver el problema que baña la mayor parte de los barrios del Distrito VI.

Destacó que si bien la Dirección de Obras está trabajando, lo hace casi siempre con el invierno encima, lo que representa atrasos y pérdidas por la destrucción de las aguas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus