Mauricio González
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Corporación Municipal de los Mercados de Managua (Commema) tiene inspectores de higiene asignado para supervisar los comedores mercado Oriental. Las labores de inspección  en la zona dos se realizan en coordinación con el Ministerio de Salud (Minsa).

El comedor  Lupe, de doña Guadalupe Solórzano, en el galerón de la comida en el Oriental, prepara a diario 50 libras de arroz, 200 plátanos, 25 libras de carne y otra gran cantidad de alimentos. Una de las preocupaciones de los clientes es que el lugar en el que comen cumpla con las normas de higiene.

“Las recomendaciones que  damos a las vendedoras de comida es que usen gorros y  se laven las manos y sobre todo que ponga los alimentos en lugares aseados”, mencionó Segundo Alberto Suarez, uno de los inspectores.  

En Managua los comedores del mercado Roberto Huembes e Israel Lewites gozan de más confianza que los del galerón de la comida en el Oriental, debido a que la infraestructura genera una impresión de mayor aseo. 

De acuerdo con Cela Murillo, inspectora de higiene del Huembes, hay 10 vendedoras de comida en el comedor popular, y otras decenas más en todo el mercado. Hasta el momento no han recibido una queja por problemas con la comida. 

En el mercado Mayoreo, existen 17 comedores. Nueve inspectores se encargan de visitar los negocios de comida para asegurarse que estos cumplen con las medidas de higiene, precisó Marlon Silva, jefe de operaciones del Mayoreo.  “El entorno donde almacenan y la manipulación son uno de las principales observaciones que hacemos. Muchas veces realizamos las inspecciones con el Minsa. Aquí no hay galerones de comida, son tramos particulares. Hacemos todo lo posible, pero hay gente que no cumplen con algunas orientaciones. Por ejemplo, los lugares no son limpiados adecuadamente”, dijo Silva, quien reveló que no tienen control de los vendedores ambulantes de comida.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus