•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El déficit de vivienda en la ciudad de Managua es de 80,000 según datos de la municipalidad, y si bien hay un proyecto que ejecuta el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), este no suple toda la demanda.

El concejal del Partido Liberal Constitucionalista, Róger Reyes, alegó que la vivienda no es responsabilidad de la comuna capitalina, pero hay apoyo de la municipalidad hacia las personas sin vivienda, en especial a las que habitaban en zonas de riesgo con el proyecto Ciudad Belén (1,700 casas), así también se impulsa el Plan Techo como respuesta a situaciones de emergencia.

“Pero muy pocos en un asentamiento tienen un ingreso superior al requisito (C$8,000 mensuales) para acceder a ese plan del Invur, por lo cual con los planes de modernización de Managua se debe pensar en proyectos de infraestructura social, que frene el crecimiento desordenado”, consideró Reyes, quien propone la construcción de complejos habitacionales de varios pisos.

Destacó que un ejemplo efectivo son los edificios de San Antonio, consideró que se daría solución a la falta de espacio.

“Se necesita un proyecto de vivienda accesible a la población de menor ingreso”, dijo Reyes.

La lideresa comunal capitalina Karla Díaz, de los Laureles Sur, consideró positiva la propuesta, dado que la falta de preparación educativa y los bajos salarios representan un fuerte problema en los asentamientos.

“Seamos realistas, en primer lugar la mayoría de las familias están conformadas por madres solteras y se gana un salario con el que se priorizan las necesidades básicas”, señaló Díaz.

La pobladora comentó que ha participado en programas comunales de este tipo, para los cuales la participante debe contar con disciplina y paciencia, para lograr que su esfuerzo sea efectivo, aunque siempre hay quienes solo se acuestan en espera de la caridad y por eso no progresan.

Olga Valle, gerente general de la organización Techo, organismo que trabaja en asentamientos impulsando programas de construcción de viviendas de emergencia y desarrollan capacitación a líderes para proyectos de infraestructura comunitaria, dijo que los asentamientos espontáneos reflejan la falta de viviendas.

Según el censo de asentamientos del Pacífico Urbano de Nicaragua (2014), el departamento de Managua tiene 204 asentamientos, de los cuales  157 están en la capital, de ellos el 91.9% están ubicados en una zona de riesgo.

“Techo trabaja en los asentamientos precarios porque reconocemos que son focos de vulneración de derechos, donde identificamos pobreza multidimensional, donde afecta la falta educación y la necesidad de techo digno”, explicó Valle.

“Creemos firmemente que los diferentes actores de la sociedad pueden sumarse, tanto los gobiernos centrales, municipales, la empresa privada y la misma comunidad para superar la pobreza”, comentó Valle.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus