•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Alcaldía de Managua (Alma) este año presupuestó C$3 millones para la construcción de más andenes peatonales. A criterio de la concejal Rosa Argentina Navarro, estos no deben seguir siendo “extensión de negocios, ni parqueos”.

“Es necesario poner un orden en las calles, y las delegaciones distritales son las encargadas de esto, por lo tanto se debe ejercer presión para que los nuevos andenes no sean invadidos y los viejos sean liberados”, indicó Navarro, concejal por el Partido Liberal Constitucionalista, quien señaló que  falta voluntad de la municipalidad para aplicar las normas municipales y urbanísticas que dan seguridad al peatón y evitan accidentes.

En los primeros tres meses de 2016, la Policía de Tránsito registró la muerte de 8 peatones en accidentes de tránsito.

Entre los obstáculos que se observan cotidianamente sobre los andenes peatonales están los vehículos, que suelen estacionarse en las aceras, seguido por la instalación de negocios y comercios informales, la extensión de propiedades privadas sobre los espacios públicos, la construcción de jardínes en el andén, la construcción de rampas vehiculares, gradas, postes, letreros, además de  tragantes pluviales sin tapadera.

Por otra parte, indicó que la municipalidad, así como tiene potestad para multar, también debe prestar las condiciones para parqueos y comercios.

“El Concejo Municipal en pleno aprobó una ordenanza para multar a los propietarios de vehículos que obstruyen el paso vehicular, lo que es correcto, sin embargo no se tomaron en cuenta los pro y contras de esta medida. Ya que la municipalidad no exigió parqueos a los negocios”, dijo Navarro.

A criterio de la concejal, hizo falta un estudio que sirva como base para tomar medidas.

El especialista en ingeniería de Tránsito y Planificación de Transporte, David Gaitán, señaló que una extensión de la vía es el andén peatonal, para que las personas se trasladen con seguridad y no para el parqueo de vehículos.

Comentó que ante la invasión de andenes, los peatones terminan por cruzar utilizando el paso vehicular, algo que puede provocar un accidente.

Por otra parte, destacó que la Dirección de Urbanismo está fallando, ya que en algunas zonas los andenes no se dan abasto.

“Dependiendo del volumen del tráfico peatonal  así es el tamaño de estos. En zonas de tráfico peatonal bajo, el tamaño está entre 1 metro y 1.5. En la zona de alto tráfico va de los 2.5 a los 3 metros de ancho”, explicó el ingeniero Gaitán.

El escritor e historiador Roberto Sánchez, de 75 años, comentó que transitar por los andenes es un verdadero reto, en especial para personas con problemas para caminar.

“A mi edad tengo que caminar con andarivel y es muy difícil tratar de trasladarse por las calles, con tantos negocios y carros sobre las aceras. Están haciendo rampas para las personas en silla de ruedas en las esquinas de las calles, pero los obstáculos se encuentran en todo lugar, y si ya es difícil para una persona sin problemas en sus piernas, imagínense la dificultad para los que no pueden caminar bien”, señaló Sánchez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus