•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La calle 15 de Septiembre era la más extensa de Managua antes del terremoto de diciembre de 1972. Se entendía desde el extinto aeropuerto Xolotlán, donde ahora está la estación cuatro de la Policía Nacional, hasta la puerta del Cementerio General. 

En su larga extensión de este a oeste, se encontraban importantes zonas de comercios que desaparecieron casi por completo después del terremoto.  En la actualidad no hay forma de reconocer la icónica calle, más que por medio de las  fotografías, libros de historias y el recuerdo de los habitantes más antiguos.  

Según el periodista Roberto Sánchez Ramírez en su libro 'El recuerdo de Managua en la memoria de un poblano', la vía partía en el muro del aeropuerto Xolotlán. 

En lo que fue la calle 15 de Septiembre aún quedan vestigios de las diversas actividades que se desarrollaban. La Iglesia El Calvario es uno de los viejos edificios que permanecen. 

De acuerdo con Sánchez Ramírez,  Nicolasa Sevilla, reconocida militante del somocismo por coordinar las fuerzas de choques, habitaba cerca de esa calle. La zona de la iglesia El Calvario ahora es ocupada por negocios y vendedores ambulantes del mercado Oriental. La entrada principal del templo católico fue tapada por comerciantes y no hay acceso vehicular.  

Unas cuadras más al oeste de El Calvario hay dos casas de estilo colonial, desde lejos reconocibles, porque contrastan con las actuales estructuras —en su mayoría bodegas— que están en el lugar. 

Regoria Mora, de 65 años, habita con su familia uno de esas casas. Ella aseguró que la vivienda le perteneció a la familia del general José María Moncada, presidente de Nicaragua de 1929 a 1933. 

“Vine aquí en 1979 por medio de unos de los antiguos propietarios que era familiar del general Moncada”, contó Mora. La casa está muy deteriorada, con las paredes fisuradas. El techo de madera y tejas no sirve. En la antigua morada conviven cuatro familias. 

Otras casa antiquísima es la de la familia Orochena. La propiedad se encuentra muy bien preservada y se ubica en la esquina donde fue la cantina El Abanico, famosa en toda la mencionada vía. Ahora es utilizada por vendedores como bodega. 

El mercado Oriental ha tomado parte de la famosa vía, pese a que antes de 1972 se encontraba lejos, mencionó Regoria, quien trabajó muchos años en ese sector. 

AHORA ES UN PARQUE

La calle 15 de Septiembre se unía con la Avenida Roosevelt y formaban, según Sánchez Ramírez, el sitio de mayor circulación vehicular de  Managua. Ahí se encontraban los edificios importantes, pero todo lo que había en la transitada intersección desapareció en 1972. 

Actualmente el parque Luis Alfonso Velásquez Flores está ubicado donde fue la intersección. Como único punto de referencia quedó el Banco de América. 

La mayoría de los edificios que quedaban sobre la calle 15 de Septiembre ahora son viviendas.

Llegando a su límite en las puertas del Cementerio General está la fábrica Aceitera Corona, unas de las pocas que quedaron de la vieja capital.      

RESCATE

Gerald Pentzke, urbanista y arquitecto, dijo que dentro de los planes de restauración de la vieja Managua que emprende la alcaldía hay que tomar en cuenta la calle 15 de Septiembre, porque fue un lugar emblemático de la capital. 

“De la calle 15 de Septiembre puede rescatarse la placita de la vieja iglesia Santo Domingo.

También pueden rescatarse los espacios libre que todavía quedan de la vía, podrían ampliarse las aceras y darles un carácter especial, que la población reconozca que transitan por la emblemática calle”, recomendó Pentzke.

El arquitecto consideró que esta vía merece un trato especial, igual que la Avenida Sandino o  Roosevelt. 

“Es cierto que parte se pierde en el mercado Oriental, pero se puede ir avanzando en los sectores que no están invadidos. Por ejemplo, el segmento que está dentro del parque Luis Alfonso debería llevar  el nombre de calle 15 de Septiembre, algo que la enaltezca”, expresó. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus