•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La calle principal hacia Veracruz está parcialmente cerrada, como parte de los trabajos de rehabilitación de la vía. 

La reparación de esa vía y de la que está entre Esquipulas y las Cuatro Esquinas, en donde están retirando la vieja capa de asfalto, conectará a poco más de 80,000 personas que viven en el sector y permitirá el descongestionamiento de la carretera a Masaya.

“Hace poco más de una semana todavía estaban llenando baches y ya comenzaron a recubrir la calle completa. Va a quedar muy buena, pero a ver cuánto dura, pues esta vía es transitada por camiones de carga que entran y salen constantemente”, comentó la conductora Gissell Castro, quien agregó que por más de tres años los vecinos del sector reclamaron por la reparación de la carretera.

Para Marcos Gámez, los problemas que actualmente se tienen para transitar por esta vía son necesarios.

Las obras deberán estar terminadas a principios de la segunda semana de agosto, según el secretario general de la Alcaldía de Managua. 

El cierre del paso es un trecho de un kilómetro que va hacia la entrada de la rotonda de Ticuantepe. El oficial de la Policía de Tránsito explicó que la obstrucción se debe a que en estos momentos los obreros trabajan en la construcción en concreto hidráulico del segundo carril de la carretera.

“A finales del mes pasado comenzaron los trabajos en el carril de sur a norte. Ahí ya terminaron y ahora van por el carril de norte a sur”, explicó el agente del orden, indicando que para evitar atrasos viniendo de Veracruz para salir hacia carretera a Masaya, es necesario tomar el camino a

Las Jagüitas hacia las Cuatro Esquinas de Esquipulas y luego tomar hacia ese poblado, para salir al kilómetro 12 de la carretera a Masaya.

En el trecho del camino a Las Jagüitas, la maquinaria está retirando el viejo asfalto y pasando la aplanadora con el fin de compactar la tierra para la nueva vía en asfalto.

Una de las críticas de los pobladores es que en esa zona no hay tuberías para aguas negras y tampoco andenes.

La pobladora Argentina Mendieta refirió que aún con el camino malo los camiones salían a gran velocidad y ahora será peor, después que terminen las obras.

"Es peligroso para los chavalos.  Espero que le hagan aunque sea  un pedacito de andén para que no se pasen llevando a los niños. Ojalá no lo dejen como hicieron cuando renovaron el viejo camino de Las Jagüitas, donde si te descuidas te dejan tendido en el suelo", aseveró Mendieta.

Por su parte Alejandro Argüello, de 35 años, expresó que no ha visto que introduzcan tuberías y eso le quita la esperanza de que la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados le instale la conexión para las aguas negras.

"Esto es un problema. El día que quieran instalar la red de tuberías van a tener que romper la carretera y será para nada lo que invirtieron en la reparación", comentó Argüello.

Con el proyecto, los gobiernos municipales de Managua y Nindirí pretenden crear una vía fluida. 

La carretera a Masaya y a Veracruz se interconectarán con las otras ya trabajadas en Sabana Grande y Las Jagüitas, las que serán usadas como vías alternas en el desplazamiento vehicular de salida o entrada a los distritos V, VI y VII de la capital.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus