•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Vecinos del residencial El Dorado dijeron estar atemorizados por el riesgo que representa para sus hogares  un frondoso árbol de nim, por lo que solicitaron a la Alcaldía de Managua un permiso para cortarlo, pero aún no han obtenido una respuesta.

La propiedad de Denis Miranda es la que tiene mayores probabilidades de afectación, dada la inclinación del árbol; sin embargo, las gestiones por las vías establecidas hasta el momento resultaron infructuosas, manteniéndose el peligro de que por la fuerza del viento las ramas o el árbol caiga sobre su hogar, lo que puede  ocasionar daños materiales.

Denisse Miranda, hija del propietario, señaló que el árbol creció en la calle y no molestaba a nadie en ese entonces, pero actualmente ha crecido y tiene más de 20 años.

"Las raíces incluso se desarrollaron y rompieron la tubería. Se tuvo que cavar para cortar las raíces", dijo Miranda, comentando que aunque a ellos les afecta, dos vecinos se oponen a que se resuelva el problema.

Por su parte, Belkis Vargas dijo que los únicos que han cortado las ramas son las cuadrillas de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel).

"Vinieron hace algunos meses y le cortaron ramas, pero solo al lado donde hay cables. En el resto lo dejaron intacto, quedando  la esquina inclinada con mayor peso", señaló Vargas.

Ella manifestó que sería bueno que la municipalidad permita a los pobladores que recorten al menos parte de las ramas grandes, que pueden ser peligrosas por estar ubicadas sobre las casas, pues al secarse el viento las quiebra y terminan cayendo sobre las viviendas y los vehículos.

El árbol está ubicado en residencial El Dorado, del parque 1 cuadra al sur y 1/2 al oeste. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus