Letzira Sevilla Bolaños
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fundación Sielo tiene una historia particular. Fue creada por Bismarck Siero e Ivannia López, los padres de dos pequeñas que nacieron con una lesión cerebral, situación que les cambió la vida. 

Con ilusión, ambos de profesión sociólogos, esperaron el nacimiento de Xaviera, su primogénita, quien a los diez meses de vida fue diagnosticada con lesión cerebral. Desde entonces luchan por proporcionarle una vida de calidad. A los seis años nació su segunda niña, Ximena, también con lesión.

Ante tal situación decidieron capacitarse para poder rehabilitar a las niñas y así llegaron hasta el Instituto para el Desarrollo del Potencial Humano Filadelfia, donde se capacitaron en el método Doman, que consiste en implementar neuroterapia, que difiere de la fisioterapia en que esta última solo trabaja la parte física.

Una vez capacitados, vieron la necesidad de compartir sus conocimientos y ayudar a otras familias, así crearon Fundación Sielo, que abrió sus puertas el 20 de octubre de 2008.

“Iniciamos con los aparatos que usaban nuestras hijas para la rehabilitación. Empezamos trabajando con ocho madres y en estos años han pasado más de 540 familias, actualmente atendemos 30 niños en el centro,  22 en su casa y 30 que llegan una vez al mes a recibir solo charlas”, refirió Bismarck Siero. 

Este viernes los niños de Sielo tuvieron una fiesta organizada por los alumnos de la Universidad Católica, quienes les llevaron alimentos y juguetes. 

“Una vez al mes realizamos actividades recreativas como parte de las terapias, pero como tenemos déficit presupuestario nos aliamos con universidades para llevar alegría a nuestros niños”, señaló Siero. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus