•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las cooperativas de transporte público a las que les adjudicaron los buses rusos para el cambio de flota están a pocos meses de honrar su deuda, sin embargo, algunas ya piensan en solicitar otro crédito para la compra de nuevas unidades.

“De los buses rusos prácticamente solo la caja se conserva, dado que parte de la carrocería y en la mayoría de los casos se les cambió de motor”, expresó Jaime Vanegas, uno de los miembros de Cooperativa Las Jagüitas, que cambió la flota en 2009.

Señaló que los buses rusos, entregados a un costo favorable de US$25 mil son de lo más moderno que vino a Nicaragua, pero eso fue un problema.

“Solo les faltaba hablar. Unidades elegantes, con asientos acolchonados, pero lo mejor era su sistema electrónico, de lo más avanzado que habíamos visto. El problema es que los repuestos había que mandarlos a traer a Rusia, no teníamos las herramientas necesarias ni la capacitación adecuada para su mantenimiento y para la reparación de esa tecnología”, expresó Vanegas, cuya cooperativa da servicio en la ruta 262 que diariamente moviliza un máximo de 20 mil usuarios.

Indicó que lo grave fue el recalentamiento del motor ubicado en la parte trasera y con falta de ventilación, por lo que tuvieron que hacerles cambio de motor.

Más: Falta de buses afecta a estudiantes en la noche

A esto se agrega un largo recorrido de 40 kilómetros por ciclo de ida y regreso, en un período en que la carretera de Las Jagüitas estaba destrozada y el maltrato de los usuarios, quienes rápidamente deterioraron los asientos.

Destacó que actualmente su flota de 25 unidades está en operativa, pero readaptados para poder circular y eso representa gastos. Por lo tanto, ven necesario el cambio de unidades, así que están en trámites con y gestionando con el gobierno, de cara a una nueva deuda que asumirían al terminar de pagar los buses actuales.

  • 110 unidades de buses rusos fueron entregados en la primera etapa.

Las primeras 110 unidades de buses rusos comenzaron a circular por Managua en octubre de 2009. 

Fueron entregados a las cooperativas Independiente Colón, cooperativa 21 de Enero, cooperativa Parrales Vallejos, cooperativa Camilo Ortega Saavedra, cooperativa La Reconciliación, cooperativa Las Jagüitas.

Según el estudio presentado en 2015, titulado “Percepción de los pobladores de Managua sobre el servicio del transporte urbano colectivo”, realizado por la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC), el 81.05% de conductores de unidades del transporte público de la capital alega la necesidad de buses nuevos, dada las malas condiciones en que se trabaja, lo que resta vida útil a los vehículos.

Entre los problemas están el cuido del conductor, la obtención de repuestos, la distancia de recorrido, la cantidad de vueltas que le toca y el estado de la vía.

El estudio no hizo diferenciación de unidades rusas y las mexicanas, con las que se complementó el cambio de la flota del transporte público de Managua, para un total de 835 unidades.

También: Avanza construcción de carreteras en Nicaragua

Por su parte, Marvin Pomares, director del Instituto Nacional en Defensa del Consumidor, señaló que antes del cambio de flota eran poco más de 1,200 uidades, pero solo se entregaron 835.

"Creo que no necesariamente se tendrá que cambiar todos los buses, pero sí al menos comprar unas 400 unidades para compensar el número que quedó faltante", dijo Pomares, agregando que con el cremimiento de la población también crece la cantidad de usuarios.

  • 25 mil dólares fue el precio que pagaron por cada bus ruso.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus