•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya comenzó el derribo de un muro a media cuadra de donde fue la entrada del Hospital Vélez Paiz, algunos pequeños negocios ya botaron sus paredes y otros dicen estar en zozobra, mientras los obreros ven detalles de las medidas para la megaobra.

Esto concuerda con el calendario de trabajo anunciado por el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, quien aseguró que en septiembre comenzaría a verse el movimiento para los trabajos que se realizarán, asegurando que primero llegarían a acuerdos sobre la indemnización para quienes serán afectados por la ampliación de la vía.

Pese a ello, algunos comerciantes que por años han alquilado locales en los alrededores serán afectados por la obra.

“Tengo un año y medio alquilando aquí, pero a nosotros nadie nos dice nada. Miramos el movimiento y estamos en zozobra”, asegura Maycol Giovanni Sánchez, quien tiene un puesto de venta de jugos naturales y batidos.

“Con esto me gano el sustento diario para mi familia, pero ahora no se qué voy a hacer, pues en determinado momento van a decirnos que nos vayamos. El problema es que la Alcaldía se entiende solo con los dueños de la propiedad que quedarán con su indemnización y no consideran que quienes alquilamos somos sostén de nuestras familias”, alegó Sánchez.

El comerciante hizo un llamado a la municipalidad capitalina para que les den opciones y se destine un lugar para continuar con sus pequeños negocios, incluso que les den un espacio en los nuevos centros de diversión como las nuevas etapas del parque Luis Alfonso Velásquez o el Paseo Xolotlán.

Otra afectada es Virginia Guerrero, quien tiene una pequeña pulpería y habita en la propiedad. Yo no soy la dueña. Aquí los propietarios de los terrenos se entienden con dos representantes de la Alcaldía, pero nadie nos dice nada.

Señaló que algunos negocios ya han cerrado y otros están en espera de llegar a un acuerdo para entregar.

En la zona hay unos veinte pequeños negocios, entre estas una pizzería, comiderías, una rosticería, al menos dos pulperías, venta de frutas e incluso dos salas de juegos. A estos se unen los 25 vendedores ambulantes que se apostan en la parada de buses y que también tendrán que retirarse y tratar de reubicarse.   

Las afectaciones de las propiedades en algunos casos serán parciales y en otros casi totales, tal como ocurrirá con Mike’s Pizza, cuyo negocio con estructura permanente, deberá buscar otra propiedad y recomenzar con su clientela.  

LA OBRA

El proyecto de mejora vial en este sector es la construcción de dos puentes vehiculares a desnivel, uno en el cruce de Las Piedrecitas y otro que se levantará en lo que hoy son todavía los semáforos del 7 Sur. Se tiene previsto que el primer puente se construya durante el primer trimestre del 2017, mientras que el segundo se prevé construir de forma continua, considerando su culminación en aproximadamente un año.

El objetivo es agilizar el tráfico de entrada y salida a la capital en el sector de la Carretera Sur y Carretera nueva a León.

El objetivo de los puentes es agilizar el tráfico de entrada y salida a la capital en el sector de la Carretera Sur y Carretera nueva a León, área considerada como el nuevo polo urbanístico en  Managua,  que se encuentra en pleno desarrollo de viviendas residenciales.

Un estudio realizado por la Alcaldía de Managua, señala que en hora pico circulan por el sector de Las Piedrecitas al menos 4 mil vehículos y transitan alrededor de  48 mil  durante todo el día, lo que en estos momentos representa un problema de tráfico grave y se crean largas filas de al menos un kilómetro de largo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus