•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cinco días entre aguas putrefactas que les llegan hasta el talón del pie tiene la familia Narváez, del barrio Costa Rica, quienes piden a las autoridades de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) que los asistan.

Idelma Narváez señala que han hecho varios llamados a Enacal y les desespera que hasta el momento las cuadrillas de la institución no hayan llegado.

“Tenemos cinco días con este problema. Sucede que cada vez que llueve, las aguas negras suben por la caja de registro y comienza nuestro calvario, pues es una verdadera cochinada estar en medio de las aguas sucias”, indicó la afectada.

En la vivienda habitan cuatro adultos y seis niños que están conviviendo con el problema, donde prácticamente no pueden hacer nada en un foco de insalubridad tanto para la familia como para los trabajadores que alquilan al frente de la propiedad y los vecinos de los alrededores.

MAL OLOR POR LA MAÑANA

“No es posible que vivamos de esta manera. Necesitamos que vengan a darnos una respuesta. Imagínese que para poder cocinar tengo que usar una cocinita portátil y salir a la calle. Es por la noche que baja el nivel del agua, pero por la mañana vuelve a subir”, dijo Idelma.

Ignacio Molina, vecino del sector, señala que ese punto es un gran problema y constantemente la tubería de aguas negras se obstruye, por desperdicios que vienen de la parte alta del barrio.

“Las autoridades deberían enviar a un inspector que vea de dónde proviene la basura y aplique las sanaciones necesarias contra los cochinos. Debe ser horrible estar sufriendo una situación de este tipo. Por otra parte, también las autoridades correspondientes deberían pensar en la instalación de tubería de mayor grosor para que las aguas fluyan con mayor facilidad”, alega Molina.

Indicó que el problema es recurrente desde hace varios años, pero se daba en la esquina, haciendo que los manjoles se rebalsaran. Consideró que el problema también tiene que ver  con el incremento de población en la zona alta y cuyo desagüe pasa por la tubería del barrio Costa Rica.

La familia Narváez habita en el barrio Costa Rica, de los semáforos del puente Larreynaga, 1 cuadra y media al norte; mano derecha, contiguo al taller de mecánica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus