Rosmalia Ann González
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua contará con una red de mareógrafos a lo largo de la costa del Pacífico, los que servirán para medir o registrar las mareas, expresó la ingeniera Martha Herrera, analista de sistemas de Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Herrera expresó que este equipo forma parte del proyecto que consiste en la construcción de un Centro de Alerta Temprana de Tsunamis (Catac, por sus siglas en inglés), convirtiéndose en el primero de su tipo en la región centroamericana.

La semana pasada arribó a Nicaragua un equipo japonés para arrancar el proyecto que estará situado en las instalaciones de Ineter.

El científico nicaragüense y asesor del Ineter, Wilfried Strauch, dijo a medios oficiales que el  trabajo del personal japonés radica en capacitar al personal del Ineter para poder detectar y procesar terremotos muy fuertes en el océano y decidir si van a causar tsunamis o no en Nicaragua  y en otros países de Centroamérica.

"A raíz del tsunami de 1992 Nicaragua se ha preocupado por establecer un centro regional de alerta de tsunamis y tuvimos el apoyo y la cooperación de todos los centros de detección internaciones, como el de Hawái o el de la costa oeste de Estados Unidos", expresó Emilio Talavera, director de Sismología de Ineter.

Talavera mencionó que para la detección de los tsunamis, Nicaragua solo cuenta con datos de las estaciones sísmicas y las alarmas de los centros internacionales de alertas.

El nuevo centro de detección temprana de tsunamis contará con sistemas de alertas temprana de terremotos, estaciones sísmicas de banda ancha y computadoras de alto rendimiento.

El Gobierno de Japón,  destinó unos US$4 millones para desarrollar este proyecto, con el cual, una vez finalizado, Ineter dispondrá de un enlace en su sitio web para monitorear las alertas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus