•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos acusados por tráfico de migrantes ilegales aceptaron ayer los cargos en los juzgados de Managua.

Francisco Jiménez Aráuz se declaró culpable por este delito. Él fue detenido transportando a 78 migrantes ilegales procedentes del África. 

Jiménez hizo la admisión de hechos ante la jueza Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital, Indiana Gallardo, quien antes que se declara culpable le preguntó si lo hacía abajo amenazas o presiones, a lo que respondió que no.

Por los mismos hechos también se declaró culpable Josué Leoncio Chávez, quien según la acusación de la Fiscalía hacía las veces de guía o banderillero. Es decir, tenía la función de informar a Jiménez si había o no retenes policiales en la ruta que seguían.

Relacionado: Dos chinandeganos están acusados por traficar con cubanos

Entre los 78 migrantes  que trasladaban en un camión  la noche del pasado 25 de septiembre, cuando la Policía los detuvo en el kilómetro 10.5 de la Carretera Sur, hay ciudadanos originarios de Guinea, Ghana y el Congo.

Cárcel y multa

Una vez que Francisco Jiménez y Josué Leoncio Chávez admitieron los hechos, la Fiscalía pidió que sean sancionados con ocho años y seis meses de prisión  más una multa equivalente a 1,200 días del salario mínimo del sector industrial.

La representación del Ministerio Público en la audiencia de debate de la pena señaló como agravantes contra los reos confesos el hecho de que a los migrantes fueron transportados en condiciones inhumanas y que entre las víctimas figuran dos niños.

Mientras que los abogados defensores solicitaron la pena mínima de tres años de prisión, además de pedir que el ilícito (tráfico de migrantes ilegales)  le sea calificado a sus representados en la modalidad de imprudente.

Además: Policía retiene dos furgones con africanos

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus