•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las aventuras de Pepe, un niño que vivía saludable, haciendo ejercicios y comiendo frutas y verduras; y de Carmela, una niña que disfrutaba darle de comer flores a los pájaros, fueron leídas ayer por 176 infantes de primer grado de ocho centros escolares de Estelí, Siuna, Nueva Guinea y Managua durante el cierre de la Campaña Nacional de Lectura 2016, “Vamos a leer, leer es divertido”, efectuado en la capital. Los pequeños, con edades de 6 a 8 años, demostraron sus habilidades de lectura en una competencia dedicada a la memoria del padre Fernando Cardenal. V

anesa Castro, coordinadora voluntaria de la campaña, explicó que la actividad se viene realizando desde 2007 por iniciativa de organizaciones preocupadas por la calidad educativa del país. “Comenzamos en 2007 con 97 centros escolares y este año contamos con 255. Lo que queremos es probar métodos de enseñanza de lectura en los cuales se combine el arte de leer con la ciencia. El arte es que los niños se diviertan y puedan elegir los libros que quieran, y la ciencia es que la maestra domine bien la enseñanza”, dijo Castro.

Explicó que los esfuerzos están dirigidos a elevar el acceso y la capacidad de lectura en todos los municipios y regiones autónomas de Nicaragua, puesto  que hace algunos años la situación no era alentadora. “En la zona del Caribe, en 2010 solo el 4% de los miskitos había ido a preescolar. El año pasado solo el 23% de los niños de Nueva Guinea, El Rama y El Ayote habían ido a preescolar, entonces tenés un 77% de los que entran a primer grado que nunca ha visto una letra”, dijo tras asegurar que no conocen cifras actuales. 

Más: Rincones de lectura atraen a niños capitalinos

El concurso

El concurso se realizó en tres categorías: escuelas regulares, escuelas multigrados y escuelas subvencionadas que habían ganado a nivel municipal y distrital. “Nos juntamos un grupo de organizaciones y decidimos hacer un concurso de lectura como un medio que nos sirve, por una parte, para evaluar cómo están leyendo los niños y a la vez para hacer una competencia colectiva en la que la ganadora sea el aula”, manifestó. El primer lugar de las escuelas regulares lo ganó República de Venezuela, de Managua;  la categoría multigrados se la llevó la Escuela Asunción, de Siuna, y la subvencionada fue para Nuestra Señora del Rosario, de Estelí. 

Vine a leer un cuento de un niño que se llama Pepe. Él se lava las manos con agua y jabón, comía cosas saludables, como ensalada de repollo y tomate". Bayardo Hernández

Este año los organizadores también eligieron a los cinco mejores lectores: Génesis Montenegro, de Estelí; Bayardo Hernández, de Estelí; Carlos Figueroa, de Estelí; Jennifer Vargas, de Siuna y Jazmín Salazar, de Managua. “Vine a leer un cuento de un niño que se llama Pepe. Él se lava las manos con agua y jabón, comía cosas saludables, como ensalada de repollo y tomate. También hacía ejercicios.

La lectura me gustó porque estaba muy bonita”, contó Bayardo, de 6 años, quien ganó el segundo lugar al leer 99 palabras por minuto, cuando el promedio para su edad es de 35. Castro indicó que este año la campaña cubrió a 7,769 niños de 255 escuelas y 468 aulas de primer grado. Como parte del proceso innovador y de compromiso social, la campaña “Vamos a leer, leer es divertido” estará incorporando un nuevo componente en 2017, que consiste en que promotores o educadores llevarán charlas de motivación a padres y madres de familia en comunidades vinculadas al trabajo de las empresas que forman parte del proyecto.

Relacionado: Promueven lectura en estudiantes de primaria

Retos 

Consultada sobre los retos, la coordinadora señaló que el país tiene varios. Uno de ellos es la atención a la primera infancia (de 0 a 5 años), grupo al que el Gobierno les estuvo dando mucha importancia, lo cual servía para que los niños llegaran a la escuela con cierta ventaja. Otro de los retos es ampliar y mejorar la cobertura de preescolar, así como procurar que los maestros de primer, segundo y tercer grado sean los mejores. “Otro gran desafío es la ausencia de libros en las escuelas, no hay libros de cuentos y en las casas tampoco. Entonces, ¿cómo vamos a enseñar a leer si el niño no tiene oportunidad de estar vinculado a la escritura?”, subrayó. En la campaña participan unas 30 empresas y organizaciones.

255 centros escolares participaron en la campaña de la lectura. 

176 niños de todo el país concursaron.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus