•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para algunos trabajadores, el Día de los Fieles Difuntos es una ocasión para llevar más dinero a su casa. Es el caso de Rosa Galeano, a quien se le encuentra en un cementerio desde hace 26 años.

“En abril de 1990 vine al cementerio vendiendo pan, cargando a mi hija de seis meses y a mis hijos de 5 y 7 años. Entonces el niño mayor comenzó a vender agua en los entierros. Eran tres baldes por C$10 en ese entonces, y yo lo seguí en eso”, relata Galeano, quien supera los 50 años y trabaja en el cementerio General. 

El cuarto hijo de Galeano prácticamente nació en el cementerio y, al igual que sus otros retoños, terminó laborando en el mantenimiento de tumbas. Confiesa que  por limpieza cobraba C$50 y ahora tiene tumbas por las que cobra C$200.  Tiene 59 clientes fijos y uno que otro al día.

Aunque trabajar con lápidas es bastante tranquilo, su labor diaria limitada a la limpieza, jardinería y pintura de repente se ve interrumpida por cosas malignas.

“Hemos encontrado brujería. Me hallé un pote de leche con algo que parecía hígado podrido. Un día mi hijo, hincando con un palo a la orilla de uno de los terrenitos, vio un vaso de herber con chile y una foto. También el carné con la foto de un muchacho de una empresa de gaseosas con los ojos vendados y por las pilas había un perfume con seis huevos y varios calzones”, aseguró Galeano.

Más: Estelí acumula 400 sepelios en lo que va del año

Mencionó que cuando encuentran esas brujerías las botan o las queman, y así considera que se libera a las personas de los males que les están haciendo.  Dice que a eso no le tiene miedo porque no están dirigidos a ella y agrega que cuando se deshace de los artilugios malévolos, lo hace con la mano izquierda. De esa forma es que se neutraliza cualquier mal. 

“Hay gente maldosa que viene aquí. El otro día dos mujeres morenas altas estaban haciendo un hoyo en una de las tumbas para llevarse tierra de panteón y hacer maldades. Hay incluso quienes ofrecen dinero para sacar tierra de gente a la que han matado, pero yo lo rechazo, porque eso es condenarse. Dicen que eso se usa para hacer que los vecinos se vayan de su casa", añade.  Algunos sepultureros reciben hasta C$5,000 al mes

Otra persona con décadas de experiencia trabajando con la muerte es Aurelio Morales, enterrador desde hace 30 años, quien miró en los cementerios un lugar para mejorar sus ingresos.

“Vi que aquí se ganaba bastante y dejé la empresa en la que trabajaba para venirme. Enterrando personas, cavando y reparando tumbas fue que saqué adelante a mi familia. Actualmente tengo dos hijos que ya están grandes y trabajo con uno de ellos”, cuenta Morales. Al mes tiene ingresos de hasta C$5,000. 

Una de las cosas que más le han impactado es cuando exhuman un cadáver y este todavía no se ha descompuesto totalmente .

La Alcaldía no contempla construcción de más cementerios

DEMANDA• La secretaria del concejo de la Alcaldía de Managua, Reyna Rueda Alvarado, aseguró que no se construirá un nuevo cementerio mientras haya espacio en el camposanto del barrio Milagro de Dios, al sureste de la capital. “La construcción de un nuevo cementerio es preocupación de todos, pero nosotros tenemos el cementerio Milagro de Dios, ahí tenemos espacio todavía. Tenemos una disposición del Gobierno para que en las necesidades de los nicaragüenses estemos prestos a solucionarles”, señaló la funcionaria durante una visita ayer en el cementerio Oriental.

En cuanto al presupuesto con el que cuenta la comuna capitalina para brindar mantenimiento a los cementerios, Rueda Alvarado manifestó que “nosotros tenemos dispuesto un millón de córdobas anuales por cada uno de los camposantos de Managua”.

“En cada uno de los camposantos se han hecho inversiones significativas, como por ejemplo acá, en el cementerio Periférico o conocido como Oriental, hemos hecho una inversión de un poco más de tres millones de córdobas”, dijo. En Managua hay 42 cementerios, de los cuales 38 son espontáneos, es decir, que no cuentan con las condiciones de otros camposantos como el General, ubicado en el barrio Monseñor Lezcano.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus