•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La calle principal de Villa Canadá es considerada una pesadilla por los conductores que transitan sobre ella.  Villa Canadá está ubicada en el Distrito VII, que al norte colinda con Villa Venezuela y su anexo, mientras al sur se conecta con el barrio Milagro de Dios. 

El tramo no excede los 1,300 metros, sin embargo ahí convergen corrientes de aguas negras, inmensos baches y basura. Se estima que 450 hogares componen la villa.

Luis Antonio Gutiérrez, conductor de un vehículo de una distribuidora, comentó que tiene rato de hacer la ruta en el sector. “Toda la calle está llena de baches, tierra y basura. Los que sufren son los amortiguadores, la dirección y las llantas del vehículo”, señaló Gutiérrez, quien dice que entre las calles que le toca recorrer, esta es una de las más dañadas. 

Con 30 años de vivir en la villa, Luz Saavedra es propietaria de una pulpería a la orilla de la calle y una de las cosas que más afecta son las aguas negras que corren permanentemente, y cuando algunos vehículos pasan veloces, mojando la acera.

Leslie Trejos destacó que el problema de la basura sobre la calle es permanente. “Antes el tren de aseo venía tres veces a la semana, pero ahora ocasionalmente viene dos veces. Entonces la gente de los andenes pone la basura en la cuneta y no van hasta el contenedor que puso la Alcaldía”, indicó Saavedra.

José Feliciano Ruiz Cordero, quien fue coordinador del barrio por 12 años, dijo que se necesita la red de drenaje pluvial.

Consideró que la tubería de aguas negras no da abasto, mientras en invierno la calle se transforma en río por las escorrentías de los barrios Milagro de Dios, Carlos Núñez y Vistas del Xolotlán.

El concejal del Partido Liberal Constitucionalista, Róger Reyes, dijo que en los cabildos municipales de este mes solicitarán la inclusión de un proyecto integral en el Plan de Inversión Anual del 2017 y pedirán la vigilancia de inspectores que multen a quienes ensucian la calle.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus