•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fundación Dina Carrión fue presentada ayer en Managua y es la primera en el país en atender directamente a menores cuyas madres fueron víctimas de femicidio. Actualmente atiende a 10 menores que son hijos de tres mujeres asesinadas. Los casos se encuentran en Tipitapa, Mateare y Monimbó, Masaya.

Aída Carrión, directora de la fundación, aseguró  que desde el 2010 hasta la fecha se calcula que 387 menores han quedado huérfanos por los femicidios en el país. El dato fue proporcionado con base en reportes de la organización Católicas por el Derecho a Decidir.

La nueva fundación dará a los niños huérfanos un seguimiento psicológico hasta superar el trauma, paquetes alimenticios, chequeo médico y becas de estudio, detalló Carrión.

La sede de la Fundación Dina Carrión se encuentra en Miami, Florida, desde donde buscarán financiamiento. Establecerá contacto directo con las familias de las mujeres víctimas de femicidios para atender a sus hijos a medida que se vayan conociendo los casos. “Se contratarán a especialistas en psicología y nutrición para que atiendan a los menores directamente en sus casas de habitación”, reveló Carrión.

NECESIDAD

La psicóloga y especialista en familia Brenda Cisneros comentó que al darse este tipo de situaciones “siempre hay un duelo natural en el menor y se presenta con mayor fuerza cuando es el papá quien asesina a la madre”. Cisneros explicó que “en ese momento los sentimientos que se le vienen al menor son de impotencia y frustración. Si un adulto al ver situaciones así de fuertes y dramáticas queda impactado, peor un niño que no sabe lo que pasa”. En cuanto a las secuelas que dejan los femicidios, la psicóloga refirió que los seres humanos tienden a registrar las situaciones crueles a nivel neuronal, “es decir, siempre están presentes. Los menores huérfanos llegan a sentir culpabilidad, depresión, crisis de angustia, ansiedad e intentos de suicidios, aunque estos suelen aparecer en la etapa adolescente o adulta”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus