•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los pobladores a orillas de la carretera de Las Jagüitas, en el Distrito V de la capital, piden a la municipalidad capitalina que remueva los enormes desperdicios de concreto que quedaron tras la reparación de la vía.

Según los vecinos de la zona, la Alcaldía construyó la carretera con concreto hidráulico, pero la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), a pocos meses de las obras finalizadas, rompió 400 metros de la carretera para instalar tuberías de agua potable, por lo que la municipalidad tuvo que reconstruir la parte dañada.

“Pero dejaron el montón de escombros. Algunas personas han venido a llevarse algunos tucos para acomodarlos y ponerlos en la entrada de sus terrenos, pero otros son tan grandes que no los pueden mover”, dijo Alcides Morales.

Morales señaló que la carretera es peligrosa porque los vehículos, en especial buses y camiones repartidores, pasan a toda velocidad y no se dejó paso peatonal.

En el caso de Irma Isabel Alemán, también habitante de la zona, dijo que tanto para los adultos como para muchos niños que van a clases, es un riesgo. 

“El poco lugar que dejaron para caminar ahora tiene en medio grandes bloques de cemento. Y también ese canal en invierno sirve para desagüe, pero ahora lo tienen bloqueado. Aquí vinieron los de la Alcaldía, quitaron la cuneta que habían hecho e hicieron otra nueva, pero dejaron los pedazos estorbando”, alegó Alemán.

Señalaron que la municipalidad debería ser responsable y limpiar los desperdicios  de construcción que dejó.

Según la Ordenanza 01-2013 o Daños y Multas Ambientales en el Municipio de Managua, capítulo III, artículo 8; a eso se le denomina contaminación con desperdicios sólidos  y amerita una multa de C$25 mil para personas jurídicas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus