•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el objetivo de proyectar en la niñez nicaragüense la importancia de la educación, alrededor de 60 jóvenes de distintas partes de Nicaragua iniciaron el día de ayer el programa “El Niño y la Bola Nicaragua”.

Este programa consiste en brindar reforzamiento escolar a los niños y niñas de los barrios Nueva Vida, Jocote Dulce, Los Morales y Los Ladinos, que son barrios en alto riesgo social.

“Todos los voluntarios son estudiantes de diferentes carreras de la UNAN-Managua y lo que deseamos, es apoyar a estas comunidades por medio de los niños y sobre todo utilizando la educación como un método para poder crear líderes y nuevos profesionales”, dijo Esmeralda Morales, responsable del proyecto.

El proyecto “El Niño y la Bola Nicaragua” es una organización sin fines lucrativos que consiste en ofrecer apoyo a las comunidades en alto riesgo social. Este proyecto nació hace cinco años con una pequeña cantidad de voluntarios. “Iniciamos con muy pocas personas, pero con el tiempo ha ido creciendo”, agregó Morales. 

Según Morales, cada año se integran niños nuevos que se animan a recibir las clases de reforzamiento, además no solo los niños están involucrados en el proyecto sino toda la comunidad.

Alexander Blanco es miembro del voluntariado y manifestó estar contento con los avances del programa. “Me siento motivado porque estoy aportando un granito de arena a estos pequeños y además estoy trasformando la vida de ellos a través de la educación.

Las clases de reforzamiento se realizan todos los sábados a partir de las 8:00 a.m. hasta las 11:00 a.m.

Al final de cada curso (que dura prácticamente un año), los jóvenes realizan una recolecta para la compra de juguetes y dárselos a los niños.