•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las obras para la culminación del tramo de carretera Cuatro Esquinas-Las Enramadas hasta la entrada del Country Club ya están en desarrollo y se espera finalizarlas en un máximo de seis meses.

Según los trabajadores, el tramo es de aproximadamente 1,400 metros de longitud, se construye en concreto hidráulico de 18 centímetros de espesor, además contendrá un paso peatonal y los respectivos bordillos. Esto en sustitución de la vieja capa asfáltica, destruida por las corrientes pluviales en 2015.

“Es la continuación del proyecto que se venía desarrollando desde el año pasado. Lo que supe es que no había fondos y se suspendieron las labores, hasta segunda orden”, destacó uno de los coordinadores de la cuadrilla de trabajo.

El obrero señaló que el proyecto es de cuatro carriles, de los cuales solo se hizo parcialmente uno. Específicamente 1,305 metros lineales del primero y 263 metros lineales del segundo.

Los trabajos se reanudan después de aproximadamente siete meses de que las cuadrillas suspendieron las labores en el terreno. Hasta hoy solo había quedado un paso estrecho en concreto hidráulico, mientras los trabajos de los restantes tres carriles quedaron pendientes y sin  recubrirse.

Los planes son finalizar el proyecto, el cual corresponde a la comunicación de la vía de Las Jagüitas con la pista que comienza en la entrada del Country Club y se une a la pista de Sabana Grande, de la cual se concluye su segunda etapa.

Finalizando la obra, esto garantizará la fluidez de circulación del tráfico local entre Esquipulas, Los Vanegas, Las Enramadas, Las Jagüitas y Veracruz.

También se logrará una conexión desde el kilómetro 13 de carretera a Masaya, hasta tres destinos de Managua: la entrada del mercado de Mayoreo a través de la pista ampliada de Larreynaga, y la carretera Panamericana Norte, a la altura de la entrada del centro de investigaciones del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), cuyo trabajo está en desarrollo en su cuarta etapa.

El Plan de Inversión Anual de la Alcaldía de Managua indica que la inversión es de C$38 millones.

En la primera semana de abril comenzaron las mediciones y la semana pasada trasladaron la maquinaria para terminar la obra.

En un recorrido de El Nuevo Diario por el sitio, se observa que trabajan en ambas bandas, por lo que el paso vehicular, por momentos, tiene que ser interrumpido para facilitar el trabajo de la maquinaria pesada.

Los trabajadores comentaron que una de las ventajas es que ya se habían finalizado las obras de drenaje pluvial que atraviesan la pista, por lo tanto eso ayudará a trabajar de manera acelerada, por otra parte, señalan que también dependerá del invierno y su intensidad, que puedan terminar pronto.

Vecinos en la zona del barrio Las Enramadas señalan que ya era tiempo que resolvieran con la finalización de la pista.

“El paso era muy difícil porque solo hicieron un carril en una de las bandas. Aún faltan varias cosas que deben poner, en especial luminarias, para que la gente tenga confianza para transitar por la noche, ya que a veces puede ser peligroso, por lo desolado de los alrededores”, estimó Alan Fernández.

Por su parte, Ignacio Morales, también habitante de la zona, consideró necesario que terminen la carretera para que haya una comunicación más fluida con Sabana Grande.

“Incluso las caponeras no querían ir a Sabana Grande por lo malo del trayecto. Cuando finalicen esto supongo que ya no  habrá problemas con esto”, dijo Morales.

Uno de los proyectos pendientes es el tramo de  unión entre Sabana Grande con la ampliación de la pista Larreynaga, que aún no se desarrolla.

La pista alterna está compuesta por la unión de cinco diferentes proyectos impulsados en distintos momentos, lo que ha representado mejoras en la estructura vial de Sabana Grande y la ampliación de la pista Larreynaga, que conecta con Ciudad Belén, en la parte sur del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus