•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para este año son C$46.6 millones que la Alcaldía de Managua invertirá en la limpieza de desechos en la red del sistema de drenaje pluvial de la capital. El 43% de estos fondos será destinado al desarenado de las micropresas que rodean a la ciudad.

Según los datos oficiales, en limpieza de drenaje mayor y menor se invertirán C$20 millones para el desarenado de las 23 micropresas, para la limpieza de 75 kilómetros de canaletas y tuberías son C$11.5 millones.

En el caso de la limpieza de 60 kilómetros de cauces revestidos se gastarán C$6 millones, para la evacuación de desechos sólidos de 13 mil tragantes se destinan C$5.5 millones.

Por otra parte, en la limpieza de 13 kilómetros de cauces no revestidos, el monto a utilizar es de C$3.6 millones, según los datos oficiales de la municipalidad capitalina.

Para este año, según las proyecciones de la alcaldía, se espera extraer de las micropresas 93 metros cúbicos de sedimentos.

Entre los trabajos de recubrimiento de cauces, este año solo se registran dos proyectos, para un total de 389 metros lineales y una inversión de C$21.5 millones.

Sobre la inversión en limpieza, el concejal del Partido Liberal Independiente, Alfredo Gutiérrez, indició que en realidad la inversión es muy baja y debería aumentar considerablemente para ser más efectivos en la recolección y la limpieza de la ciudad.

“Esta es una obligación del gobierno municipal, girar los recursos correspondientes”, dijo Gutiérrez, señalando que la importancia radica no solo en el aspecto de la ciudad, sino también en la salud de la población.

Según el concejal, otro aspecto que debe tomarse en cuenta es la necesidad de crear una cultura de no utilizar los cauces de botadero y en eso no hay una campaña constante de concienciación municipal.

Destacó que la campaña al mismo tiempo debe ir acompañada de la aplicación de las sanciones correspondientes. “Aquí se sanciona por cortar árboles sin permiso o contaminación de aguas, algo que está bien, pero no se aplica contra las personas que llenan de desechos los canales y que terminan por obstruir la red de drenaje y causar inundaciones”, comentó Gutiérrez, destacando que se debería tener, no un plan de dos limpiezas de cauces al año, sino un programa bimensual, para retirar los residuos contaminantes. “Los desperdicios son focos de contaminación y criaderos de zancudos”, indicó el concejal del PLI.

Otro de los señalamientos es la necesidad del recubrimiento de cauces, que deberá estar acompañado de un mejor servicio de recolección domiciliar de basura.

Para Denis Meléndez, representante de la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgo, el recubrir los cauces, por lo menos los principales, reduciría en primer lugar la inversión en limpieza y por otra parte evitaría que la gente los siga usando como vertedero de basura, desechos que obstruyen los canales y ponen en riesgo a varios sectores de la ciudad.

“Recordemos que el sistema de drenaje actual es obsoleto, muy fragmentado y dividido en la red de la vieja Managua y lo construido más recientemente, pero también insuficiente por el acelerado crecimiento de la ciudad y la impermeabilización de la subcuenca sur, además incrementa el caudal que ingresa y que también trae desde la parte superior de la ciudad gran cantidad de desperdicios”, dijo Meléndez.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus