•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El suelo de una vivienda en Nicaragua, en la que habita una anciana de 85 años, se calentó de forma “totalmente inusual”, y la fuente del calor podría ser el magma bajo la tierra, informó hoy el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

“Dentro de las hipótesis que tenemos sobre este hecho totalmente inusual, es que puede ser un movimiento de magma, factible en una profundidad de 5 o 6 kilómetros, y que esto puede representar una liberación de calor”, dijo el director de Geología y Geofísica del Ineter, William Martínez a través de medios del Gobierno.

“Otra hipótesis sería que quizá desde hace 20 o 30 años atrás exista alguna materia orgánica en descomposición y esto siendo combustible quema y produce calor”, añadió el científico.

El suelo de la vivienda, ubicada al oeste de Managua desde hace 50 años, nunca se había calentado de esa manera, hasta ayer miércoles, afirmó su propietaria, Josefa Ruiz.

Al conocer el suceso, los vecinos llamaron a los bomberos, quienes, al no encontrar una fuente de calor, solicitaron apoyo al Ineter.

Martínez afirmó que un evento relacionado con los movimientos de magma bajo Managua no sería extraño, ya que la vivienda está en el rango de alcance del sistema de la falla geológica Asosoca-Acahualinca, una de las más grandes de Managua.

El experto afirmó que el Ineter investigará la zona alrededor de la vivienda, y que mientras no existan daños estructurales sus ocupantes no corren peligro.

En abril pasado una familia escuchó retumbar la tierra y vio aparecer grietas en el suelo de su casa, también al oeste de la capital nicaragüense, y al investigar, los trabajadores de la Alcaldía de Managua descubrieron restos de una vasija, presuntamente precolombina.

Managua, erigida sobre antiguos asentamientos indígenas, es una ciudad con alta densidad de fallas sísmicas, según el Ineter, y ha sido devastada por dos terremotos, uno en 1931 y otro en 1972.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus