•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Reubicar, compactar, limpiar y ordenar, son aspectos que la Alcaldía de Managua, anuncia como medidas efectivas para la accesibilidad al Mercado Oriental, sin embargo conseguir el consenso de los comerciantes representará un reto.

No obstante algunos de los comerciantes que se encuentran en la ruta de ordenamiento, expresan aun no haber sido comunicados. 

“Acá no han pasado. Hemos visto gente haciendo mediciones y dicen que van a ampliar las calles, pero hasta ahí no más. Está bueno que ordenen, pero de aquí no nos movemos porque  vivo a las tres casas y no me conviene moverme”, asegura Gabriela Jarquín, comerciante de accesorios de vehículos. 

Jarquín considera que se debe llegar a un acuerdo satisfactorio para todos, tal como también lo considera Ariel Molinares. “A la fuerza nada y hay que recordar que toda acción tiene su reacción. Tienen que platicar con nosotros. Tengo siete años trabajando aquí. Vine con mi carretón y aquí me quedé fijo en esta esquina, luego hice mi caramanchel para darme sombra y poner mejor mis cosas, porque es incómodo andar cargando todo, todos los días. De esto me gano la vida, vendiendo ropa”, señala Molinares cuyo tramo está al final de la calle de Ciudad Jardín, sobre lo que antes era una vía de doble tráfico vehicular en donde hoy se observan dos filas de comercio informal.

Molinares comenta que igual que varios centenares de comerciantes sobre esa calle,  “se ganan la vida honradamente” y además, pagan sus impuestos a la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema). 

“Estoy de acuerdo con que ordenen, pero eso que nos reubiquen no me parece. Uno no sabe a dónde te van a mandar y eso es comenzar de cero”, alegó Molinares.

La calle de Ciudad Jardín es una de las áreas planificadas a recuperar por la Alcaldía de Managua. Son aproximadamente 660 metros, desde la zona del Novillo hasta la antigua Casa de los Encajes.

Las autoridades consideran necesario romper con el “cuello de botella”, que parte en ese tope de la calle de Ciudad Jardín, hacia el sur, donde los andenes están invadidos por comerciantes de verduras, comiderías y bisutería.

Segundo punto 

El segundo punto para abrir el paso es desde la parte trasera del Distrito I de Policía hasta la Iglesia El Calvario.

Juan González, quien vende zapatos usados, también alega que tiene su tramo frente a su casa, pero se vio obligado a salirse hasta la calle porque los vendedores ambulantes se ubicaban al frente de su negocio y dejaban oculta su fachada.

“Si dejo que se ponga un carretón al frente, con el tiempo ponen una banca y pronto viene el tramo. Muchos negocios así quedan escondidos y van a la quiebra porque nadie les compra. Así que mejor saco mi tramo a la calle”, explicó González.

Esta es una de las quejas de los comerciantes, quienes consideran como una competencia desleal a los carretones ambulantes, pues van y vienen sin pagar impuestos, y son ellos los que más obstruyen la calle.

Óscar Filemón Argueta, se mueve por todo el Oriental vendiendo gaseosas. “Comerciantes en carretones hay montones. Unos venden gaseosas, otros se mueven con verduras o ropa interior como calcetines, calcetas, calzones y calzoncillos. Andamos así porque no hay lugar, por lo que muchos somos ambulantes, y si no nos quieren en un punto nos movemos”, comentó Argueta. 

El ordenamiento

Según Augusto Rivera, gerente de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) del mercado Oriental, el viernes iniciaron un recorrido por las zonas que se van a despejar, pero no necesariamente significa desalojo.

El funcionario expresó que los tramos extendidos serán regresados a sus tamaños correspondientes, y los que deban ser removidos, serán ubicados en otros espacios del mismo mercado. El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, calcula que por cada diez comerciantes, dos tendrán que ser reubicados.

Denis Meléndez, facilitador de la Mesa Nacional para la Gestión del Riesgo (MNGR), señaló que el ordenamiento es necesario dada la densidad del mercado, y en algunos puntos hay iniciativas de inversión privada donde se han levantado edificios de dos o tres plantas, que han tenido éxito, por lo que la idea podría replicarse en otras áreas del populoso centro de compras.

“Esta estrategia se podría implementar para descongestionar el tráfico vehicular en el mercado y potenciar los espacios que aún existe con estos edificios dedicados al comercio”, recalcó Meléndez.

Para el especialista en construcciones verticales, doctor Armando Ugarte, la construcción de este tipo de estructuras son totalmente viables siempre en un mercado donde más de 100,000 personas se mueven a diario, y no sería necesario trasladar a los comerciantes a otros puntos.

“Otro problema del mercado que puede resolverse es la necesidad de parqueos, los que también podrían hacerse de varios pisos o construir comercios con parqueos tipo sótano. Sin embargo, para esto también se necesitará un buen sistema de drenaje”, argumentó el doctor Ugarte quien señaló como un gran reto la infraestructura de este gigantesco centro de compras que cubre aproximadamente 124 manzanas de terreno.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus