•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Diez días atrás ocurrió  un incendio en el antiguo galerón del mercado Oriental y ayer se registró un cortocircuito que a tiempo fue controlado. Se dio en la zona sur de este mismo centro de compras.

Por sucesos como este las autoridades municipales y de tránsito toman medidas para eliminar los obstáculos con el objetivo que carros de bomberos puedan ingresar al mercado en situaciones de emergencia. Estas van desde señalizaciones hasta multas y traslados de vehículos al depósito municipal. 

Aunque los daños por el conato de incendio que ocurrió ayer fueron menores en la segunda planta del local Video Nuevo Milenio, el gerente general de la Corporación de Mercados Municipales de Managua (Commema) en el Oriental, Augusto Rivera, señaló que dichosamente el siniestro ocurrió en un área de acceso libre para vehículos. El conato se registró de La Caimana una cuadra al este y una cuadra al norte, propiamente a cuatro tramos de distancia donde hace un año se redujeron a cenizas siete tramos por otro cortocircuito.

“Todo incendio ocurre con un chispazo, por eso estamos en los planes de despejar algunas calles, para poder entrar con rapidez a un lugar donde haya una emergencia. Como esta calle tiene acceso se pudo entrar pronto”,  expresó Rivera. 

Lucy Nicaragua Martínez dijo que su negocio es la venta de comida y alquilan en la planta alta al propietario del taller de video, donde el cableado del sistema eléctrico que está sobre sus cabezas comenzó a arder.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Comerciantes de los Mercados de Nicaragua, Jorge González, señaló que situaciones como el conato de incendio dejan ver los problemas más graves. “Si no hemos actuado de la manera más correcta, teniendo la calle accesible y con la articulación de los bomberos, no estaríamos contando esto. Creo que lo importante es que podamos darle a la población el mensaje de concientización”, comentó. 

El representante de los comerciantes indicó que el ordenamiento es necesario, y mientras no se haga nadie sabe cuándo, ni dónde podría surgir el próximo incidente.

El proyecto de ordenamiento se impulsa posterior el incendio ocurrido en domingo 14 de mayo, cuando los vehículos de bomberos no pudieron ingresar hasta el lugar del siniestro y se consumieron 208 tramos del viejo galerón del Oriental. El Gobierno central y el municipal trabajan en un plan para limpiar las calles principales de obstáculos entre Ciudad Jardín hasta el Novillo, y de la iglesia El Calvario hasta el Distrito I de la Policía Nacional.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, indicó que el despeje de estas calles, además de permitir el ingreso de los carros de bomberos, también dará acceso a instalar cableado de media tensión, que permitirá distribuir la energía eléctrica de forma segura al interior del mercado.

En estos momentos Commema realiza un censo en el área que será despejada y tras ver la cantidad de personas afectadas, elaborará un plan de ordenamiento que será presentado a los comerciantes en busca de su discusión y aprobación.

Rivera señaló que entre otras acciones también la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional coordinada con la Alcaldía de Managua están señalizando las áreas donde será prohibido estacionarse.

Actualmente las primeras áreas señalizadas de “No estacionar” están de los semáforos de Ciudad Jardín hacia el norte y el oeste. En este caso los afectados son especialmente los cuidadores de carros. 

Jimmy Pérez comentó que el lunes tuvieron una reunión con Commema, pero están esperando qué ocurrirá con ellos.

“Nosotros trabajamos con un acuerdo con las tiendas. Cuidamos los carros que van a sus negocios y ellos nos dejan hacerlo sin cobrarnos”, dijo Pérez.

Otro cuidador es Marvin Callejas, quien mencionó que las señalizaciones están puestas y la Policía de Tránsito ya comenzó a actuar en la calle de Ciudad Jardín.

María José García, quien vende accesorios de vehículos en la vía de El Novillo, dijo que un motorizado junto a una patrulla, circulan continuamente, advirtiendo a los conductores y multando a los que están estacionados en zona prohibida, y si tienen al camión de grúa con ellos, de inmediato trasladan a cualquiera hasta el depósito municipal. 

García dijo que hasta el momento Commema no los ha convocado oficialmente para explicar los planes que se tienen y si bien es una buena media para despejar las calles, está afectando a los vendedores del área.

Para Carmen Jirón esto resulta un problema, ya que en la zona de El Novillo en su mayoría son negocios de talleres mecánicos, venta de llantas y accesorios.

“Quienes vienen a comprar tienen carro, pero la policía les advierte que no pueden estacionarse en este sector. Eso nos está bajando las ventas”, alegó Jirón.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus