•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec)  estará realizando 2,000 encuestas a usuarios de transporte público colectivo en las distintas terminales de buses interurbanos de la capital, con objetivo de recepcionar las quejas, denuncias e inquietudes de los usuarios. Luego estas serán enviadas a las autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) y del Irtramma. 

Ayer los funcionarios del Indec realizaron las encuestas a los usuarios de la  terminal de buses Casimiro Sotelo del  mercado Roberto Huembes. De esta terminal salen los buses que viajan  hacia Masaya, Granada, Rivas y Carazo. 

Sistema de transporte público requiere de cambio integral

Armando Villacorta, quien está a cargo del proyecto, informó que “el objetivo de realizar estas encuestas principalmente es recepcionar las quejas y denuncias de los usuarios por los maltratos que se han venido dando en las diferentes unidades de transporte, ya estuvimos presente en la del Israel. Lo empezamos a organizar el 1 de junio para concluirlo el 14 del mismo mes haciéndonos presentes dos días en cada  terminal”.

“Solicitamos apoyo del  MTI para que nos dieran entrada a unas unidades que tienen barras electrónicas y nos dijeron que no podíamos entrar ahí, son anomalías insignificantes, pero que sí repercuten”, dijo Villacorta. 

Las  quejas que más presentan los usuarios de transporte público son el exceso de velocidad con el que conducen las unidades, el incremento del pasaje y las anomalías de los conductores que ponen en riesgo sus vidas al hablar por teléfono y aventajar a otros vehículos de forma imprudente. 

“Las unidades que más dan problemas son las que vienen del lado de Carazo y la Concepción, los usuarios que toman esas unidades se quejan que los conductores no entregan el vuelto completo. Si es con respecto a las que vienen de Rivas dicen que vienen chateando o hablando por teléfono y aventajando en línea continua, y cuando ellos solicitan que bajen la velocidad reciben maltratos por parte de los conductores, y eso es un peligro latente”, expresó Edwin Vega, de relaciones públicas del Indec.

Según Daniel Robles, responsable y supervisor del MTI de la terminal Casimiro Sotelo del mercado Roberto Huembes, ellos se  encargan de regular y evaluar  las operaciones del servicio de transporte público. 

Sobre la labor que está realizando el Indec comentó: “Me parece bien que realicen las encuestas, esto nos va  ayudar a tener un mejor control. Lo que sucede es que los usuarios siempre se quejan de los transportistas pero los inspectores no pueden realizar suspensiones o multas  si no presentan las quejas por escrito. La mayoría del tiempo les decimos que nos llenen las quejas de denuncias y los mismos usuarios te dicen que no tienen tiempo”, dijo Robles.

Buses entre Ciudad Sandino y Managua no dan abasto

Conductores se defienden

“Nosotros tenemos una hora determinada para llegar a nuestro destino y es 1 hora y 20 minutos, si nosotros llegamos tarde nos multan. Entonces respetamos ese horario, llevamos una velocidad estándar, el tiempo que nos dan de recorrido es el suficiente para llegar. Tenemos una tarifa de 32 córdobas y hay gente que no los paga y así se van porque dicen que muy caro y te dan los 27 córdobas que costaba antes”, expresó  Juan Carlos Bravo, transportista de la ruta Huembes- Nandaime.

Francisco González, otro transportista  de las misma ruta Huembes – Nandaime, se justificó diciendo que “a los usuarios nunca se les complace, si vas despacio te gritan: ‘¡Ay, apurate que vamos a llegar tarde!’; si vamos rápido te dicen: ‘Ay, nos vas a matar’. A la gente no se les entiende y después de todo se quejan”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus