•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Promover una Managua verde es el compromiso planteado por las organizaciones  e instituciones públicas y privadas en el marco de la celebración de la Cruzada Nacional de Reforestación. 

Este año se tiene planificado reforestar 26 millones de hectáreas, tanto en la zona del Caribe, Sur, Norte y Pacífico con 18 millones de árboles entre especies frutales y maderables a partir de esta campaña ambiental en aras de contribuir a mitigar el impacto del calentamiento global. 

“Managua básicamente es el sitio de mayor afectación para sembrar. Vamos a trabajar específicamente en la cuenca sur -la parte alta-. Ahí al menos se destinarán unos 2 millones y medio de árboles, para mitigar los grandes problemas que se dan en la parte baja de la capital”, según el ambientalista Kamilo Lara.

“En la capital estamos contribuyendo con las jornadas de reforestación para poder generar oxígeno, traer biodiversidad y poder crear protección a diferentes especies de fauna silvestre para que sirva de anidación”, agregó Darling Hernández, coordinadora del movimiento ambientalista Guardabarranco.

Desde el movimiento conformado por 5,400 jóvenes movilizándose alrededor del país, la ambientalista busca recuperar todas aquellas áreas “no solo de Managua que hemos despalado y que se han contaminado. De igual forma queremos promover el amor de la madre Tierra”, expresó.

Escuelas de primaria

Entre las especies maderables a sembrar en la cruzada están árboles de melina, cedro real, caoba, granadillo, teca, y árboles frutales.

Como parte de las actividades que se realizarán con la campaña se pretende sembrar árboles en 64 escuelas de primaria que tienen huertos escolares, así como en municipios de San Francisco Libre, Tipitapa, Mateare, la Comunidad de Cedro Galán y la cuenca sur de Managua, informó Kamilo Lara, director del Foro Nacional de Reciclaje (Fonare).

También en el marco de la Cruzada de Reforestación se estará implementando la campaña “Por amor en familia a los árboles de Nicaragua”, con la cual se tiene contemplado que por cada niño nacido en los hospitales públicos y privados de Nicaragua, se entregará un árbol maderable o frutal.

¿Y el occidente?

Lara sostiene que la intención es tratar de abordar los mayores puntos críticos de los terrenos que están desprotegidos sobre todo en la zona de occidente, que ha sido durante los últimos años uno de los lugares más vulnerables del país.

Consultado sobre el proyecto de las cortinas rompevientos, Favio Rueda, codirector del Instituto Nacional Forestal, sostuvo que este año se tiene contemplado sembrar unos 26 kilómetros lineales que ayudarán a mejorar la  infiltración del agua, detendrá la velocidad de los  vientos, la pérdida de materia orgánica y mejorará la diversidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus