•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una carretera que conectará Ciudad Belén con la zona franca es uno de los proyectos propuestos en los planes futuros para mejorar la movilidad y la conexión en esa área de trabajo industrial, lo que es una excelente idea para los caponeros, aunque dijeron no estar muy entusiasmados porque miran tal proyecto a largo plazo.

Según la propuesta para la planificación de transporte en la ciudad de Managua, presentado por la Agencia de Cooperación Internacional Japonesa (JICA), en el plan maestro para el desarrollo de la capital se propone la creación de cuatro anillos viales. También se establecerían áreas secundarias y carreteras para facilitar la interconexión entre diversas zonas urbanas.

Una de estas sería la construcción de una carretera que una a Ciudad Belén con la zona franca, que si bien el paso ya existe, actualmente no es más que un maltrecho camino de tierra de 2.6 kilómetros de largo, ubicado en la parte trasera del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, en el extremo noreste de la capital.

“Si lo hicieran sería de gran beneficio. Nos facilitaría el movimiento, ya que en invierno la gente tiene que levantar los pies para no mojarse entre los charcos que se hacen en los huecos de la vía, mientras en verano no se aguanta el polvazal”, señaló Erick Guillén, conductor de caponera en el tramo Belén-Zona Franca.

Indicó que ayer la municipalidad metió maquinaria para reparar el camino, pero el mantenimiento se reduce al pasar la pala mecánica. 

“Cuando pasan la pala, lo que hacen es raspar la parte superior y rellenar hoyos con tierra suelta. Pero con el paso de los vehículos se vuelve a soltar la tierra y en invierno vienen las corrientes de agua haciendo lodazales, así que por el momento el mantenimiento no es una solución duradera. Además pasan la pala una vez al año”, dijo Guillén, considerando que si se hace una carretera esto permitiría dar un mejor servicio a los usuarios y en mejores condiciones.

El caponero indicó que tal como van con el tramo de la ampliación de la pista Larreynaga, que pasa frente a Ciudad Belén, no le miran mucho futuro porque en ese pequeño trecho de vía la municipalidad trabaja desde el año pasado.

“Detuvieron los trabajos desde hace meses. Comenzaron con la carretera que irá a salir a carretera Norte y eso también está detenido”, indicó Guillén.

Alexander Siero, también conductor de caponera, dijo que son 47 vehículos que dan el servicio de mototaxi, y cada uno mueve por viaje al menos a cuatro personas.

“Cada caponera mueve por lo menos a 100 personas (aproximadamente 4,700 al día), principalmente a la zona franca”, dijo Siero, destacando que el movimiento es hacia la zona franca o la salida a la carretera Norte.

Jean Carlos Lumbis Moncada señaló que el servicio de mototaxi nació hace dos años, con la necesidad de la población de Ciudad Belén como una alternativa para transportarse, ya que la única ruta que ingresa hasta ahí es la 163 y esa sale por Sabana Grande hacia el mercado de Mayoreo.

“Sin embargo, no solo nosotros utilizamos ese corredor. También los furgones con rastra, cuando el camino está bueno entran por ese punto porque van directo hacia Sabana Grande, pero eso también nos afecta porque destruyen el camino”, alegó Lumbis, considerando que un acceso en concreto hidráulico sería lo ideal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus