•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Evitar que la vida de la víctima corra peligro, fue la razón que el juez suplente Félix Salmerón  del Juzgado Segundo Especializado en Violencia brindó para  dejar en prisión preventiva a Norwin Staly Gutiérrez, de 35 años, y Guillermo Velázquez Ruiz, ambos acusados de manera individual, por delitos contemplados en la Ley 779.

Amenazó con cuchillo

Norwin Staly Gutiérrez, fue acusado por el delito de intimidación o amenazas contra la mujer, al atentar con un cuchillo contra la vida de su pareja.  

De acuerdo con la acusación del Ministerio Público, el 13 de septiembre de 2017 el acusado la esperaba en la casa de habitación de ambos en Managua, cuando la víctima regresaba de realizar unas diligencias. Sin embargo, según la acusación,  en la sala de la casa, el acusado la comenzó a ofender y reclamarle por no contestar el celular.  

El señalado se dirigió a la cocina para tomar un cuchillo con el cual le dijo que la mataría. Ante la amenaza, la mujer huyó de la casa para ir a una estación de la Policía Nacional. El acusado fue detenido horas después. 

La defensa manifestó que la medida de prisión preventiva para su representado fue exagerada, sin embargo, el judicial consideró que por tratarse de amenazas graves y la posibilidad de que los acusados, en estos casos, busquen a la víctima para  validar su amenaza, no cabe otra decisión. 

Violencia sicológica

Mientras, Guillermo Velázquez Ruiz es acusado de causar daños a la integridad mental de su pareja. En audiencia preliminar  el Ministerio Público presentó una acusación por el delito de violencia sicológica e intimidación o amenazas contra la mujer en contra de su cónyuge.   

La relación de los hechos narra un historial de violencia física y sicológica desde 2016, cuando empezó la relación con el señalado. 

Félix Salmerón, juez suplente del Juzgado Segundo Especializado en Violencia, aceptó la acusación por considerar que los hechos expuestos son graves. Para resguardar la vida de la víctima, el juez dictó la medida de prisión preventiva. 

La acusación señala que el 26 de agosto pasado la víctima comenzó a trabajar como guarda de seguridad en turno de 24 horas, lo cual no fue del agrado  del acusado, quien comenzó a vigilarla y controlarla, detalla el documento acusatorio.

El 11 de septiembre de este año, según el Ministerio Público,  la víctima estaba laborando cuando de repente el acusado se le abalanzó, la sujetó por el cuello y le colocó un cuchillo. Mientras le manifestó que “si no era de él no sería de nadie”, según la acusación. Un compañero de labores de la mujer, al ver la agresión, buscó a oficiales de policía, los que llegaron posteriormente y se llevaron detenido al hombre. 

De acuerdo con el Ministerio Público, la víctima tiene un síndrome ansioso-depresivo producto de los años que sufrió violencia física y sicológica.  

La audiencia inicial en ambos casos quedó programada para el 27 de septiembre.

Hasta el 15 de septiembre se registraban a nivel nacional 42 víctimas de femicidio. La entrada en vigencia de la Ley 779 (Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres) significó la aplicación de medidas de protección para prevenir, investigar y sancionar la violencia y decretar medidas precautelares que protejan a las víctimas en su integridad física y sicológica, sexual y patrimonial.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus