•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Algunas de las calles más transitadas de la capital de Nicaragua se inundaron por cuarto día consecutivo a causa de las lluvias, algo inédito en la ciudad, informó el domingo el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua (BCBM).

Las inundaciones afectaron principalmente las vías del este y centro de la ciudad, aunque esta vez no se reportaron daños materiales, ni personas atrapadas entre las escorrentías, de acuerdo con la información del BCBM.

Lluvias intensas, que han dejado hasta 100 milímetros de agua en un lapso de 40 minutos, han caído desde el jueves pasado sobre Managua, donde decenas de viviendas han sido afectadas y al menos 59 vehículos resultaron dañados por las inundaciones.

El Secretario General de la Alcaldía, Fidel Moreno, el domingo realizó un recorrido por diversos puntos de la zona sur de Managua, para constatar las afectaciones, que se resumen en levantamiento de adoquines y asfalto.

En declaraciones al 19 Digital, Moreno hizo un llamado a la población (que durante este período de lluvia) a no caminar cerca de puentes, cauces, ni paredes antiguas, debido a las corrientes y suelos saturados de agua.

“Prácticamente tenemos tres días de lluvias fuertes, ya con tres días de lluvia los suelos están saturados y una de las preocupaciones que tenemos es que ya con la abundante húmeda sobre los suelos, empiezan a ceder más las laderas, los muros que no están bien construidos o que son muy viejos, también empiezan a ceder”, dijo Moreno.

Instó a las familias que puedan verse afectadas en aquellas zonas consideradas como puntos críticos, a tener planes de evacuación, porque las corrientes en los cauces se crecen súbitamente y ante eso, se debe tener mucho cuidado.

Ante esta situación recurrente  hay tres proyectos municipales que presentan una respuesta al problema de las inundaciones en Managua.

Para los planes a corto y mediano presentados ante el Concejo Municipal, por Moreno, las acciones están dirigidas a la construcción de dos canales de trasvase en el oeste y el centro capitalino que conducirían las aguas hacia el lago, la ampliación del sistema de drenaje secundario, así también la retención de aguas y residuos, con la construcción de ocho micropresas, que se sumarían a las 23 existentes.

El plan es renovar 40 kilómetros de cauces obsoletos, que por el crecimiento de la ciudad ya no tienen la capacidad ante los volúmenes de agua que bajan de la cuenca sur de Managua. A esto se suma, crear o ampliar 31 segmentos de cauces. 

Los canales de trasvase permitirán interconectar parte del drenaje a una red principal, reduciendo considerablemente el volumen de agua pluvial, redirigiendo las escorrentías hacia el lago Xolotlán.

El primer canal parte desde Las Piedrecitas hasta el lago en un recorrido de tuberías de 3.6 kilómetros, y el segundo se construirá desde la micropresa Los Gauchos hasta el lago, de 2 kilómetros de largo. Los estudios del proyecto los trabaja la municipalidad en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y se espera que para este mes se presenten las propuestas de diseños para iniciar labores para el 2018. Esto como parte del Plan de Escorrentías de Managua.

Un proyecto puntual del que ya se tienen los fondos es la ampliación de la pista Juan Pablo II, con un largo de 9.5 kilómetros. El canal del cauce Oriental, que corre a la par de la vía, será aumentado y cubierto. 

Uno de los proyectos pendientes desde junio 2015 es la construcción de ocho micropresas que retendrían las escorrentías que bajan de la cuenca sur de Managua. A lo inmediato, se considera la construcción de cuatro de estas.

La municipalidad calcula que los costos de cada una de estas micropresas oscilan  entre C$40 y C$65 millones. Según el funcionario municipal, son necesarios por lo menos C$200 millones para las primeras que serían construidas para retener aguas del cauce El Borbollón, en Sabana Grande, en la zona de los barrios Milagro de Dios, Hialeah, villa Dignidad y Las Américas.

Por otra parte, expertos japoneses que colaboran con la Alcaldía de Managua realizan el estudio de uso de suelos de la ciudad, que permitirá definir dónde construir o no.

El representante de la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgo, Denis Meléndez, afirma que el fenómeno de las inundaciones es un problema multicausal, en el cual  intervienen diversos factores.

Recalcó que no solo se trata de ampliar el sistema de drenaje, también se necesita el ordenamiento del desarrollo en la cuenca sur de la capital, detener la depredación de la cobertura boscosa en esa zona y un tratamiento adecuado de los desechos sólidos. 

“Si no se trabajan todos esos elementos a la vez, de nada sirve invertir millones en infraestructura porque durará poco tiempo y regresará el problema”, alega Meléndez, 

quien indicó que el verdadero problema está en la parte sur de la capital, pero el impacto se recibe en la parte baja, sobre la ciudad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus