•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al cumplirse hoy diez días de permanecer en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), del hospital Manolo Morales, Raquel Carolina Tórrez Amador brindó una primera señal de mejoría al pedir un lápiz y un papel para pedir que les lleven a sus dos hijos y a su abuela materna.

“Ella (Raquel Tórrez) pidió un lápiz, un papel y escribió pidiendo que le llevemos a sus hijos y su abuelita”, reveló Luz Marina Amador, madre de la joven baleada por un asaltante después de haberla despojado de su teléfono celular.

Raquel Tórrez fue baleada presuntamente por Leyser Enrique Palma Urbina, de 27 años, el pasado 22 de septiembre cuando la joven se dirigía a la escuela a traer a su hijo Jefferson Moreno, de seis años.

Al ser preguntada por el estado clínico de su hija, doña Luz Marina Amador respondió que los médicos que la atienden únicamente le dicen que ella “permanece en estado grave, pero estable”.

“Mi hija está entubada, semidormida y con una herida abierta”, así describe Luz Marina Amador el estado en que permanece Raquel Tórrez Amador después de haber sido baleada presuntamente a manos de Leyser Palma, alias “La Parca”.

La joven mujer al momento de recibir el impacto de bala que la mantiene en estado grave tenía dos semanas de haber dado a luz a Ángel Moreno Tórrez, quien hoy cumple 32 días de nacido.

Mañana 3 de octubre a las nueve de la mañana será la audiencia inicial para Leyser Palma Urbina, en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, donde la Fiscalía le acusó de robo agravado, homicidio frustrado y portación ilegal de armas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus