•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alrededor de 85 familias de la comunidad Marañonal, situada en el kilómetro 17 de la carretera a Xiloá, continúan con sus viviendas inundadas por las lluvias caídas en los últimos días.

El agotamiento provocado por el desvelo se refleja en el rostro de Dolores del Socorro Álvarez, quien ha perdido todos sus enseres, porque su propiedad permanece inundada y tuvo que pedir refugio en casa de una vecina para salvaguardar su vida.Una brigada médica atiende a las familias afectadas, en especial a niños.

“Perdí todo, no hay acceso a mi casa. Mi consuelo es que mi familia --compuesta por siete personas, entre ellas tres niños--, logró salir de la vivienda y se trasladó a hogares de otros parientes que viven en Managua”, dijo angustiada Álvarez.

La afectada mencionó que en la parte norte hay muchas casas afectadas y hay personas que no quieren salir, porque tienen las esperanzas de recuperar algo de sus enseres.

Otra de las amenazas que teme esta comunidad es el brote de enfermedades, porque varias letrinas han colapsado.

“Me prohíben introducirme a la casa porque esas aguas están infectadas con heces fecales y todos tememos una epidemia. Necesitamos urgentemente ayuda de las autoridades”, mencionó Álvarez.

Activan un albergue

En tanto, Gabriela Susana Mendoza Gutiérrez, otra de las perjudicadas, confirmó que son 85 viviendas totalmente inundadas, en un perímetro de más de cuatro manzanas. 

“El problema que tenemos es que tanto la comuna de Ciudad Sandino y como Mateare se disputan esta comunidad y ni uno ni otro hace nada por los pobladores, pelean por el material selecto que hay en la zona”, refirió Mendoza Gutiérrez.

Agregó que ninguno de los afectados ha querido salir de sus casas inundadas y acudir al albergue en la iglesia evangélica La Corona, porque temen dejar solos sus solares.

“Tuvimos que pedir el corte de la energía, porque los medidores estaban siendo amenazados con inundarse y eso empeoraría esta situación”, expresó la afectada.

Los evacuados esperan que, después de las lluvias, las autoridades correspondientes logren aprobar proyectos de drenaje, para que el agua no se empoce.

La población del Marañonal pidió al Gobierno que enviara un equipo para que valore los daños en esta zona.

En horas del mediodía de ayer, la Alcaldía de Mateare envió maquinaria pesada para restablecer el  acceso a esta comunidad, que ha quedado incomunicada. Asimismo, el Ministerio de Salud envió un equipo médico para atender a las familias afectadas en la zona.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus