•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Valorar las edificaciones de 544 viviendas en el barrio Sol de Libertad, del Distrito VII, y evaluar las posibilidades de desarrollar las viviendas de forma segura en esa comunidad son los objetivos de la organización sin fines de lucro Habitar y la facultad de arquitectura de la Universidad Centroamericana (UCA).

Con el apoyo de los representantes del barrio, el censo evaluativo fue realizado por 45 estudiantes de 4to año de la carrera, quienes en cada casa pidieron la colaboración de los pobladores, en una actividad que es enteramente voluntaria.

El docente de Arquitectura de la UCA, Héctor Delgado, comentó que en la asignatura de Hábitat popular la idea es que los estudiantes se enfrenten a la realidad de las familias nicaragüenses y desde su práctica profesional puedan brindar aportes para que cada propietario pueda hacer un desarrollo progresivo de su vivienda.

Según la apreciación del docente hay una serie de normas que  la vivienda popular no sigue.

Por otra parte datos del Programa Tu Vivienda Digna, destaca que en Nicaragua aproximadamente 600 mil viviendas requieren ser reconstruidas y la mayoría están en Managua.

Verónica Mora Cuadra, docente del módulo de Hábitat Popular de la UCA, señaló que la idea de apoyar a la organización Habitar es acercar al estudiante a la realidad del problema habitacional en Nicaragua. 

“Trabajamos la responsabilidad social de la universidad a través del aprendizaje por servicio, que vincula al estudiante con la realidad. Apoyamos al barrio y a esa organización Habitar”, dijo la licenciada Mora. La labor de reconocimiento de necesidades fue realizada la semana pasada.

“Ahorita estamos trabajando alrededor de 45 viviendas, el 16 de noviembre los estudiantes presentarán una propuesta preliminar que será trabajada a nivel de planos arquitectónicos y maqueta volumétrica, para que los pobladores puedan observar la propuesta preliminar para que el habitante exprese sus deseos y proponga cambios de cara a una segunda presentación final el 27 de noviembre siempre en 2017 con los cambios propuestos”, destacó la docente.

Los estudiantes entregan un juego de planos arquitectónicos y constructivos, un presupuesto estimado de materiales y la maqueta progresiva. La idea es que la persona propietaria de la vivienda pueda hacer pequeñas transformaciones a medida de sus recursos, para que les sirva de guía en el futuro. 

“Este es considerado un producto importante con las medidas y la situación actual de su vivienda, así como los estimados para su desarrollo. Como universidad hasta ahí llega nuestra labor. Al final es opción de la persona y de sus posibilidades para auto gestionar los cambios deseados, adaptados a su realidad económica”, alegó Mora.

La estudiante Massiel Moreno consideró importante el levantamiento del estado físico de las viviendas para hacer una propuesta, que va desde las recomendaciones reconstructivas, a las metodologías más adecuadas y que cumplan con los estándares de seguridad en la estructura.

Para Nancy Sequeira es bueno tener la guía profesional y las recomendaciones que no representan costo alguno para su familia.

Labores de este tipo por parte de la UCA y Habitar también se han desarrollado en barrios como El Limonal, en Chinandega;  en comarca Santa Julia, en el Crucero; el barrio Olof Palme; así también en Masatepe y San Marcos entre muchos otros en diez años de actividades.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus