•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los problemas en la familia hacen que los niños se vuelvan victimarios o víctimas del bullying; y esta situación generalmente tiene su origen en abandono físico o emocional de sus seres queridos, dijo Indiana Abarca, responsable de planificación del Centro de Apoyo a Programas y Proyectos (Capri) durante el Foro: Comunidad Unida en la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes: conocer cómo la violencia promueve el Bullying.

Durante el evento participaron alrededor de cien líderes comunitarios de 8 barrios del Distrito Seis y 9 barrios del Distrito Siete de Managua, incluida la comarca Sabana Grande. 

Uno de los participantes del foro es Noel Mena, líder comunitario de Sabana Grande, quien manifestó que el bullying no es nada nuevo. 

“Lo que sucede es que hoy con la globalización esto se ha incrementado. En nuestra comunidad hemos venido trabajando en los colegios, pero no solamente con los niños sino a los adolescentes y adultos”, apuntó. 

Además señaló que los líderes comunitarios se han organizado para sensibilizar a toda la población acerca del maltrato y los derechos de los niños, así como las repercusiones en la comunidad. El trabajo también se ha enfocado en los 3 preescolares y dos escuelas que brindan educación primaria y secundaria.

“Aquí (Sabana Grande) al igual que en todas partes hay bastantes casos. Lo que pasa es que no se han venido detectando de una manera sistemática. Al tener un caso nos reunimos con los padres de familia de ambos menores, pero de manera separada. Muchas veces desde el mismo seno familiar empieza el maltrato. Posteriormente sentamos las dos partes y se busca un consenso para resolver el problema y se le da seguimiento”, afirmó Mena. 

Por su parte, Marisol Peralta, líder del Anexo al barrio Laureles Sur dijo que han recibido pocos casos de bullying en su barrio y solamente recuerda que haya ocurrido un caso, sin precisar fecha. “Una vez tuvimos una niña que sus compañeritos no  querían acercársele porque era de escasos recursos. Fuimos a la escuela a tocar el tema con los niños. Se hicieron juegos para que participaran y se integraran con la niña que estaba siendo afectada”, apuntó Peralta.  

La capacitación

La funcionaria de Capri manifestó que el tema se abordó en base a las necesidades que plantearon las madres, líderes comunitarias, así como niñez que atiende esta organización, pues el bullying se entiende como aquel acoso que hay entre pares y generalmente ocurre dentro del centro escolar. 

“El riesgo del bullying es que a veces los docentes no lo identifican hasta que hay una situación más severa; entonces como es constante crea situaciones o afectaciones emocionales en los niños ya adolescentes”, señaló Abarca. 

Además destacó que los participantes a la actividad identificaron dos roles. Uno, como madre o padre ¿Cómo sabes si tu hijo o hija está viviendo esta situación? El otro, cómo un líder de la comunidad  puede fortalecer el trabajo de prevención en los centros escolares.

Señales de alerta

La funcionaria de Capri señaló que los padres de familia deben estar atentos a lo que está afectando a sus hijos e identificar el cambio de comportamiento. 

“Si nuestro niño era una persona muy expresiva y de pronto está callada, anda triste o le gustaba ir a la escuela y de pronto ya no quiere ir es una señal. También puede ser que iba bien en clases y va bajando su rendimiento académico, es otro indicador”, manifestó. 

De igual manera subrayó que es posible ver indicadores emocionales que se pueden identificar como: llanto frecuente, que el menor llegue con alguna lesión en el cuerpo o algún deterioro en su material educativo.  

La recomendación de la organización a los líderes comunitarios es primero tener información suficiente del tema y luego compartirla con otras familias y niños.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus