Secciones
Multimedia

La aventura de instalar el megaárbol de Navidad

Foto por: Nayira Valenzuela

Los obreros trabajan con equipo de seguridad.

La tarea es una misión anual para los trabajadores de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), quienes están destinados al montaje y el desmontaje de los árboles.

Elegantes e imponentes cada Navidad se alzan dos grandes árboles en la capital, siendo estos los de mayor altura en  Nicaragua, los cuales más allá de su belleza son el producto del esfuerzo de aproximadamente 40 hombres que tardan una semana en montar las instalaciones a 70 metros de altura.

La tarea es una misión anual para los trabajadores de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), quienes están destinados al montaje y el desmontaje de los árboles, entre otras tareas encomendadas, como el montaje de los adornos de Navidad en las calles de Managua.

El árbol de mayor tamaño está ubicado en la Plaza Juan Pablo II donde, a 70 metros sobre el suelo, cuatro obreros trabajan en asegurar cada una de las 250 guirnaldas con luces que bajan hasta la base de 30 metros de diámetro.

“Esto lo trae, la Alcaldía de Managua, y a nosotros nos toca sacar las guirnaldas, asegurarnos que las viejas bujías trabajen apropiadamente. También cada año hacemos algunos cambios y hay instalaciones luminosas nuevas”, comenta el obrero que dijo llamarse Carlos, prefiriendo omitir su apellido, quien caminaba en fila india con sus compañeros de labor, trasladando una larga tira de cable con ornamentos y luces de diferentes colores.

El árbol está compuesto por tres niveles de guirnaldas, La tercera está a 55 metros, la segunda a 60 y la tercera a los 65, hasta donde deben estar cuatro obreros para asegurar a cada una de estas al asta central. Alegan que incluyendo la estrella en la cima, en total la altura del árbol es de aproximadamente 70 metros.

Comentan que cada uno está capacitado para trabajar a grandes alturas y en este caso el árbol es pequeño.

“Hay antenas más grandes. Nos han capacitado para estar a un máximo de 160 metros de altura. Devengamos igual salario y esto es normal para nosotros”, explicó uno de los responsables señalando que trabajan por equipos y prácticamente todos en algún momento deben subir hasta la cumbre.

Otro de los obreros de la cuadrilla señaló que tienen cuatro sistemas de seguridad para evitar accidentes, y no solo tienen el cinturón, también están amarrados y está el arnés de vida. El segundo árbol está en la plaza de la Revolución y su tamaño es de aproximadamente 60 metros con su respectiva estrella.