•   Massachusetts, Estados Unidos,  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La fiscal general de Massachusetts, Maura Healey, es una de las personas más importante en la administración del gobernador republicano Charlie Baker. 

Su oficina se encarga de proteger a los consumidores, de luchar contra los fraudes que se comenten contra el estado de Massachusetts y defender los derechos civiles de los migrantes, entre otros.

La institución que dirige la funcionaria Healey está dividida en seis oficinas. El nicaragüense Bernardo Cuadra es el encargado de asistir a la fiscal general en diversas áreas. También tiene a su cargo los departamentos de organizaciones sin fines de lucro y el de División de Caridad Públicas.

Cuadra es químico, psicólogo y abogado, esta última carrera es la que desempeña más en la oficina de la fiscal general de Massachusetts. Aunque no habla mucho español, aprendió a amar a Nicaragua gracias a su padre, el nicaragüense y médico cardiólogo de la ciudad de Springfield (MA), Hugo Cuadra. 

El doctor Cuadra  tuvo que emigrar a Estados Unidos en los años sesenta para cumplir su sueño americano.

Bernardo Cuadra es también sobrino de Pablo Antonio Cuadra. Se siente orgulloso de sus raíces y de llevar ese apellido. 

¿Por qué decidiste estudiar derecho? 

Mis sueños siempre fueron seguir los pasos de mi padre. Cuando trabajó como médico en Springfield, él ayudó a mucha gente de bajos recursos desde el área de la medicina y yo quería hacer lo mismo, pero desde una área diferente. Soy químico y psicólogo, pero sabía que si estudiaba derecho tendría mayor oportunidad para ayudar a la gente de bajos ingresos. Además, soy un padre soltero con un hijo de 10 años y me gustaría heredarle ese valor de ayudar a los demás sin importar de donde venga la persona.

¿Cómo terminaste trabajando para la fiscal general?

Comencé trabajando en derecho en Hartford, Connecticut, pero realmente quería hacer más por la gente. Una vez vi que la oficina de la fiscal general abrió una plaza de abogado que se hiciera cargo de la oficina de salud y de protección al público, y me interesó mucho. Apliqué a la posición, pasé por un proceso bien selectivo donde había mucha gente participando, pero al final fue a mí a quien aceptaron.

Además de asistir a la fiscal general, ¿qué más haces?

Somos siete abogados en mi departamento. Tenemos muchas responsabilidades. Yo me encargo de hacer investigaciones de los fraudes en contra del estado de Massachusetts, además de regular a las organizaciones no gubernamentales como la Universidad de Harvard, los grandes hospitales que hay en el estado, tales como el Mass General Hospital, Boston Medical Center, Brigham & Women’s Hospital, entre otros. Vigilamos que a los consumidores se les respete su derecho.

¿Te sientes mejor identificado con el trabajo que estás realizando? 

Claro, trabajar para la fiscal general ha sido lo mejor que ha pasado en mi vida, es un ambiente totalmente diferente, impactamos de una forma positiva en la vida de las personas.

He notado que la fiscal general ha venido defendiendo los derechos de los migrantes, hasta el punto que demandó al propio presidente estadounidense Donald Trump por impedir el ingreso de personas de algunos países de Medio Oriente, ¿qué piensas al respecto?

Siento que defender los derechos de los inmigrantes es lo correcto. Yo veo a mi padre como llegó a este país y gracias a él hoy yo vivo en los Estados Unidos. En estos momentos estoy hablando contigo en este edificio gubernamental, acá en Boston, porque mi padre fue un inmigrante. Mis hermanos, uno es doctor y el otro es actor, tienen sus carreras gracias a un inmigrante. Todas las oportunidades que nosotros hemos tenido en los Estados Unidos han sido porque mi padre llegó a este país como inmigrante.

¿Te siento muy satisfecho de trabajar para la fiscal general?

Me siento muy contento. Llevo ocho meses trabajando para esta oficina gubernamental y me veo trabajando por muchos años más. Una de las cosas que me fascina es porque realmente le podemos ayudar a la gente y proteger sus derechos sin importar de donde sea. Siento que trabajar para la fiscal es un trabajo gratificante.

¿Cómo te gustaría ver la vida de los migrantes en los Estados Unidos?

Pienso que todas las personas que han llegado a este país como migrantes, como mi padre, tienen derecho a tener una oportunidad en sus vidas. Ellos llegan a este país no por placer, sino porque vienen huyendo de la violencia que viven en sus países,  por situaciones económicas y por muchas razones más. Yo pienso que a todos los migrantes se les tiene que dar una oportunidad en este país, que ha sido construido por los mismos inmigrantes.

Naciste en Estados Unidos, ¿cómo nace ese amor por Nicaragua?

Gracias a mi padre me he enamorado de Nicaragua. Él siempre ha tenido una conexión muy fuerte con Nicaragua, siempre nos habló de nuestras raíces y que nunca teníamos que olvidarlas. Mi madre es estadounidense y visitar a su familia era mucho más fácil, pero mi padre siempre hizo todo el esfuerzo posible para que nosotros visitáramos a la familia de él. 

Recuerdo que cuando fui a Nicaragua por primera vez tenía cuatro años y desde esa vez no he dejado de ir. Ya perdí la cuenta de las veces que he ido a Nicaragua, la última vez fue hace dos años y llevé a mi hijo, la pasó tan bien que nunca lo había visto comer tanto y dormir mucho, se adaptó muy rápido. 

¿Te sientes identificado como nicaragüense?

Claro, en un cien por ciento. Me he recorrido todo el país y siempre que voy llevo nuevos amigos conmigo para mostrarles lo bello que es Nicaragua. 

¿Qué es lo que más te gusta de Nicaragua?

Me gusta que la gente aprecia la vida, cuando me hacen este tipo de pregunta, ¿qué es lo que más amo de Nicaragua?, les digo que su gente.

¿Qué haces en tu tiempo libre?

Me gusta correr, en los últimos tres años he corrido el Maratón de Boston. Lo hago porque me gusta sentirme saludable y porque cuando corro recojo fondos para las personas con esclerosis múltiple.

En 2010 fui diagnosticado con esclerosis múltiple, y desde ese entonces corro para recoger fondos para la Sociedad Nacional Caritativa de Múltiple Esclerosis.

¿Cómo enfrentas esa enfermedad?

Realmente soy una persona con mucha suerte. Con el tiempo la enfermedad puede deshabilitar a la persona, mientras que otras personas se mantienen saludables. No he tenido muchos problemas al respecto. Cada cuatro semanas recibo tratamiento médico, relativamente estoy saludable. El correr me ayuda a mantenerme con mucha salud. Estoy enfocado en las buenas cosas de la vida y eso ayuda mucho también, además que no le pongo mucha mente a la enfermedad, para que no me ataque fuerte.

¿Qué significa ser sobrino de unos de los poetas más importante de Nicaragua, Pablo Antonio Cuadra?

Es un orgullo, mi inspira mucho, al igual que mi padre. Ellos son una de las razones principales para que yo pueda hacer las cosas que hoy en día hago. Lo que yo sé es que mi tío fue una persona bien recta y muy dedicada a la familia, al igual que mi padre, quien siempre nos enseñó hacer honrados y humildes. Mi padre siempre ha sido una persona trabajadora, honrada y honesta. Siempre ha sido una persona inspiradora para mí. Él empezó de cero y con su dedicación logró hacer muchas cosas bellas. Es una de las personas más inteligente que he conocido en el mundo, muy dedicado a la familia. Yo soy quien soy ahora gracias a mi padre y mi madre.

¿Qué te gusta más de la vida?

Me encanta ser padre, mi hijo es lo mejor que me ha podido pasar en la vida.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus