27 de julio de 2012 | 00:00:00


Nicaragua debutó en los Juegos de México en 1968

Managua, Nicaragua | elnuevodiario.com.ni

¿Quién inventó ir a las Olimpiadas?


Un total de 13 atletas, 7 de ellos de pista y campo, conformaron la primera delegación olímpica nacional

Por Edgard Tijerino | Olimpiadas 2012

¿Quién inventó ir a las Olimpiadas?
Istvan Hidvegi tuvo la idea de llevar a Nicaragua a los Juegos Olímpicos, en 1968. En la gráfica le acompañan Juan Argüello (derecha), quien impuso récord nacional en los 200 metros planos; el fondista Rodolfo Gómez (izq.), y una de las hermanas Porras. REPRODUCCION, BISMARCK PICADO/END


comentar

Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

Conocí al húngaro Itsvan Hidvegi antes de bachillerarme en 1964. Fue el hombre que le dio significado a nuestro atletismo en el concierto centroamericano. Llegaba todos los días al Estadio Nacional antes de las cinco de la mañana y trabajaba con una perseverancia impresionante, tratando de moldear a un grupo de atletas de pista y campo. Cultivé una larga aunque accidentada amistad con él, quien murió hace unos años. Fue Hidvegi quien inventó la participación de Nicaragua en unos Juegos Olímpicos, algo que a ningún otro se le hubiera ocurrido en el terruño.

Hidvegi se ganó la confianza, respeto y admiración por parte del doctor Julio Miranda, miembro del Comité Olímpico que presidía Adonis Porras, un alto militar del somocismo. Naturalmente, la vinculación entre ellos era muy estrecha. El húngaro hizo la propuesta para organizar una delegación que nos representaría en los Juegos de México en 1968, y la presentó el doctor Miranda, quien hizo ciertos agregados. La gestión directa de Adonis Porras con Anastasio Somoza Debayle, quien había sido el primer presidente del CON --casi sin darse cuenta-- por una iniciativa de Carlos García, fructificó, y Nicaragua se preparó sin ruido para estar en México 68. ¡Uhhh!, el trozo de hielo, nos parecía un gigantesco diamante, como diría García Márquez.

Aquellos tiempos

Nuestro deporte tenía significado en Centroamérica. Nicaragua había demostrado ser capaz de ganar un título C.A. de baloncesto femenino, con aquel equipo encabezado por Thelma Platt, y la Selección de fútbol de Mayorga y Dubois, de Chocorrón y Huete, nos impactó, sorprendiendo a Estudiantes de La Plata; la UCA entró violentamente al firmamento de nuestro deporte, cubriendo varias áreas y en 1968 ganó un cetro de fútbol en forma invicta. Fue la década en la que vimos crecer y desarrollarse a Eduardo “El Ratón” Mojica, hasta disfrutar su resonante victoria sobre el Campeón Mundial Chionoi, en tanto Humberto Herrera, Luis Argüello y Carlos Velásquez, dominaban el escenario del motociclismo centroamericano, y las figuras de Edmundo Dávila y Julio Ramírez Arellano eran las más respetables en el ajedrez del istmo.

En atletismo, los nicas adiestrados por Hidvegi eran invencibles en todos los lanzamientos, y superar al feroz Walberto López en ping pong era lo más difícil de imaginar. En béisbol, la Liga Profesional impresionaba antes de cerrar sus puertas en 1967. Nicaragua obtuvo en ese tiempo de mucho aliento, pese a trabajar con las uñas, títulos en judo y billar con Alberto Sujo, Santiago Juncadella y Arturo Bone. Las federaciones se movían y funcionaban, luego existían, más allá del poco interés del somocismo.

Es decir, teníamos identidad y cierto prestigio a nivel centroamericano: el mejor ajedrecista, el mejor pingponista, el mejor boxeador, los mejores lanzadores de bala, disco, martillo y jabalina, el mejor billarista, los mejores motociclistas, un gran baloncesto femenino y, esencialmente, un agitado y productivo deporte colegial, factor clave.

Hidvegi argumentó que para ir a México no se necesitaba ser Marco Polo ni hacerle un préstamo a los reyes católicos; que la delegación se podía enmarcar en un presupuesto prudente; y que sería algo histórico debutar en unos Olímpicos contra viento y marea.

En nuestras tres “carabelas” viajaron 13 atletas, entre ellos siete de pista y campo, el área de Hidvegi: Juan Argüello, Francisco Menocal, Donald Vélez, Rolando Mendoza, Gustavo Morales, Esteban Valle y Carlos Vanegas. Agreguen tres púgiles: Hermes Silva, Mario Santamaría y Alfonso Molina; y tres pesistas: Carlos Pérez, Miguel Niño y Manuel Solís, estos dos últimos fuera de competencia por algunos inconvenientes.

De frente al reto

En atletismo, el nivel de competencia de esos Olímpicos fue extraordinario, sobre todo en velocidad y saltos, por la altura de México, algo que en cambio afectó a los fondistas. Correr en 100 metros al lado de Jim Hines, Charlie Green y Tommie Smith; saltar detrás de Bob Beamon; competir en los 400 contra Lee Evans o lanzar bala junto con Randy Matson, equivalía a enfrentar misiones tan imposibles, como declararle la guerra nuclear a Rusia y Estados Unidos juntos.

Pero, ¿qué importaba eso? Así que se tomó un atrevimiento en que nadie saldría herido, aunque las diferencias en nivel de competencia golpearan nuestras mandíbulas haciéndolas crujir.

En los 100 metros, Juan Argüello cronometró 11 segundos y una décima, muy lento para estar en unos Olímpicos, en los cuales cinco corredores atacaron con una furia pocas veces vista, la marca mundial vigente en ese entonces, que era de 10 segundos. Fue en México, precisamente, donde Jim Hines marcó 9.95 segundos, provocando asombro y abriendo espacio a discusiones sobre el límite de la capacidad humana.

En 200 metros, Argüello cronometró en principio un tiempo de 21.7 segundos que representaba un nuevo registro nacional, pero luego se informó que se trataba de un error, apuntándosele al nica 22.74 segundos. Tiempo después, llegó la corrección avalando el 21.7 segundos... En los 400 metros, Menocal con 49.13 segundos consiguió un nuevo récord nacional para la distancia. El semifondista también participó en 800 metros y se conformó con 1.58.9.

Donald Vélez se quedó muy atrasado en salto largo con 6 metros y 63 centímetros, y también en jabalina con un discreto registro de 61.32 metros, en tanto el esforzado Gustavo Morales con 45.76 metros en martillo, pasó desapercibido.

La mayor presión

Ninguno de los nicas sintió tanto la presión como el lanzador de bala Rolando Mendoza, en ese tiempo Campeón Centroamericano. Por asunto de orden alfabético, Rolando quedó detrás de Randy Matson, dueño del récord del mundo. ¿Se imaginan eso? Uno ve a un tipo lanzar el artefacto por encima de los 20 metros con una facilidad asombrosa y sabe, perfectamente, que los 18 metros mínimos están tan lejos como las estrellas, pues la meta particular trazada, es de apenas 14. ¡Qué clavo amigos! El mejor disparo que logró Mendoza en sus tres intentos, fue de 13 metros 33 centímetros, muy corto para competir.

En boxeo, Hermes Silva, saltando de mosca a gallo, obligado por la aguja de la báscula, fue vencido por el jamaiquino Kenneth Campbell; en pluma, el combativo Mario Santamaría no pudo con el rumano Simion Aurel; y Alfonso Molina, un peso ligero, fue dominado por Lahdhili Mongi, de Túnez. Finalmente, el único competidor en pesas, el pluma Carlos Pérez, con 90, 90 y 122.5 kilos en los tres estilos, sumó 302.5, para terminar en la posición 19 entre 20 participantes.

Así fue, el atrevido debut nica en Juegos Olímpicos, hace 44 años, cuando Managua no tenía ninguna piscina de 50 metros, la única pista de atletismo era la del Estadio Nacional, revestida de hormigón, y el único gimnasio techado, el del Ramírez Goyena. Ningún cronista fue enviado a la cobertura de ese evento. 

dplay@ibw.com.ni


Comentar este contenido



imprimir comentar

Compartir

Otras noticias en Olimpiadas 2012




Lo más popular



Lo más comentado

Capturas y desapariciones en el Norte

elnuevodiario.com.ni |

La entrada a la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, conocida como “El Chipote”, este martes fue...

22 Comentarios

Nicas tras el “sueño panameño”

elnuevodiario.com.ni |

Katiuska Medina es una entre muchos nicaragüenses sin empleo. Para ella el miércoles empezó a las...

18 Comentarios

Encapuchados se llevan casi C$300,000

elnuevodiario.com.ni |

Dos trabajadores de una empresa de repuestos fueron interceptados la mañana de ayer en un sector de Linda...

13 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700