•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

No está garantizado que las competencias de vela de los Juegos Olímpicos de Rio se desarrollen en aguas limpias, pero los atletas de esta disciplina al menos competirán en un torneo "justo", dijo este miércoles un alto funcionario.

A escasas dos semanas del inicio de los Juegos el 5 de agosto, los organizadores luchan para asegurar a los competidores que la Bahía de Guanabara, donde ocurrirán las pruebas de vela y windsurf, no se verán afectadas por la masiva contaminación de sus aguas.

La preocupación es que las embarcaciones leves y rápidas o un 'windsurfer' acaben enredados en la basura que flota sobre las aguas o se les atasque una bolsa plástica, perjudicándolos en medio de la carrera. También hay preocupación sobre la presencia de bacterias en esta bahia que recibe aguas negras.

Andre Correa, secretario del estado de Rio para Medio Ambiente, destacó este miércoles que nuevas barreras "ecológicas" buscan evitar el flujo de desechos hacia Guanabara. Dijo que piensa que los competidores no tendrán problemas.

"Un tipo entrena por diez años, viene acá y choca con una bolsa de basura. Sería terrible para él", declaró Correa.

"No hay bahía en el mundo que no tenga desperdicios. ¿Hay posibilidad de que tengamos algún problema? Hay una pequeña chance, que no puede ser ignorada. No es imposible. Pero soy muy optimista de que podemos garantizar una regata justa", añadió.

Correa dijo que con las barreras, ubicadas en 17 ríos que desembocan en la Bahía de Guanabara, se pretende detener un 85% de la basura que normalmente circula libremente hacia allí, donde ya se han encontrado desde animales muertos a neveras o televisores flotantes junto a importantes cantidades de botellas y bolsas plásticas.

Las llamadas "eco barreras" en los ríos están mostrando grandes efectos, aseguró Correa. Antes de que las últimas siete entraran en funcionamiento hace poco, una red de 10 barreras ya había detenido 2.400 toneladas de desperdicios en seis meses.

En cambio, no es tan fácil eliminar lo que investigadores brasileños han identificado como una súper bacteria muy resistente, así como otros riesgos a la salud. Según estimaciones, la mitad de las aguas servidas desechadas por unas 9 millones de personas que viven alrededor de la Bahía de Guanabara no son tratadas.

Cuando Rio ganó el derecho a acoger los Juegos Olímpicos, las autoridades cariocas se comprometieron a reducir la contaminación de la Bahía de Guanabara en un 80%, una promesa que Correa describió como absurda.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus