•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con Usain Bolt en sus filas, Jamaica tiene asegurado brillar en Río, como en Pekín y Londres, al menos en términos de popularidad, ya que la estrella del atletismo ha visto su preparación perturbada por una lesión.

Tras su dominio en la velocidad en los Juegos de 2008 y 2012, Bolt busca a sus 29 años el “Triple triple”, una hazaña inédita en los anales olímpicos de su deporte, que le vería ganar los títulos de 100, 200 y el relevo 4x100 metros por la tercera vez consecutiva.

“Mi mayor sueño en los Juegos Olímpicos sería ganar tres medallas de oro de nuevo (...) Al final de mi carrera, la gente podrá entonces decir: Usain, eres uno de los atletas más grandes de todos los tiempos”, anunció Bolt en marzo pasado.

El fenómeno del esprint que ya se autoproclamó “leyenda viva” hace cuatro años en Londres, puede todavía creer en su sueño olímpico, pero tuvo que aplazar por el momento su otro objetivo para 2016, bajar de los 19 segundos en 200 metros.

Bolt solo disputó un solo 200 metros desde agosto de 2015, en Londres el 22 de julio, una carrera muy seguida, ya que marcaba su regreso a la competición tras su inquietante lesión durante las selecciones olímpicas jamaicanas a finales de junio en Kingston.

Rivales de Bolt 

El séxtuple campeón olímpico y óctuple campeón del mundo se impuso con 19.89, pero no disipó las dudas que surgieron tras su desgarro muscular en el muslo izquierdo.

“Con el tiempo, estaré bien. Siempre tengo hambre de más”, prometió. Pero la pregunta es: ¿podrá batir esta vez a su gran rival Justin Gatlin, al frente del ranking anual de 100 metros (9.80), a la gran esperanza estadounidense Trayvon Bromell, al asombroso LaShawn Merritt, el más rápido en 200 metros en 2016 (19.74), o incluso a su compatriota Yohan Blake, su escolta en Londres en 100 y 200 metros?

La respuesta llegará el 14 de agosto, fecha de la final siempre esperada de los 100 metros. Pero Bolt no es el único jamaicano que suscita muchas esperanzas e interrogaciones.

Como en Londres 

Desde el inicio del año, Omar McLeod es el rey de las vallas, pero atraviesa una fase mala en el peor momento: campeón del mundo de 60 metros vallas en sala en marzo, autor de la mejor marca mundial del año en mayo (12.98), cayó de forma consecutiva en Mónaco y Londres en julio.

Shelly-Ann Fraser-Pryce, doble campeona olímpica de 100 metros (2008, 2012), vio su temporada perturbada por una lesión en un pie y se vio eclipsada por su compatriota Elaine Thompson, la más rápida esta temporada en 100 metros (10.70).

Pese a algunas dudas, los responsables del atletismo jamaicano buscan una campaña brasileña comparable a la de Londres, donde Bolt, Fraser-Pryce y compañía habían acumulado 12 medallas, cuatro de ellas de oro. Su optimismo está alimentado por el balance del último Mundial, en agosto de 2015 en Pekín, donde Jamaica había ganado doce medallas (7 de oro) y sobre todo había mostrado que es una potencia del esprint.

O’Dayne Richards había ganado de esta forma la medalla de bronce de lanzamiento de peso, mientras que en las vallas, Hansle Parchment (plata) y Danielle Williams (oro) habían sorprendido. En 2016, fue el lanzador de disco jamaicano, Fedrick Dacres, excampeón del monde juvenil, quien dio que hablar con su marca de 68,02 metros, sinónimo de cuarto lugar en el ranking anual.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus